Ministro de Temer se aparta de su cargo tras filtración de polémicas declaraciones

Romero Jucá había sugerido la realización de un "pacto" para frenar las investigaciones de Petrobras, en la que está implicado.

El ministro brasileño de Planificación, Romero Jucá, anunció que se apartará de su cargo en medio de la crisis que generó la divulgación de una conversación en la que sugiere que la destitución de Dilma Rousseff permitiría detener las investigaciones sobre el fraude en Petrobras.

"A partir de mañana (martes) estoy de licencia (...) No quiero que ninguna manipulación malintencionada pueda comprometer al gobierno", anunció Jucá, hombre clave en la administración interina de Michel Temer que asumió hace once días tras la suspensión de Rousseff.

Más temprano, el medio Folha de San Pablo había divulgado una serie de audios donde Jucá se comunicaba con el expresidente de la compañía procesadora de petróleo y gas Transpetro, Sergio Machado, en los cuales sugería que el cambio de gobierno podría detener la "sangría" de las investigaciones judiciales sobre corrupción en Petrobras, causa en la que ambos estaban implicados.

"Hay que cambiar el gobierno para cortar esta sangría", había dicho Jucá , según se puede escuchar en fragmentos de la conversación telefónica.

El abogado de Jucá, Antonio Carlos de Almeida Castro, reconoció las conversaciones pero afirmó que hay nada "ilegal" en ellas, ya que sólo se habla "de manera general" sobre el asunto.

"El hecho de que un ciudadano se preocupe con el avance de las investigaciones, en una conversación privada, haciendo cuestionamientos y críticas, no configura nada de ilegal o inmoral", agregó el abogado.

La publicación del diálogo, y el posterior alejamiento del ministro, representan un nuevo escándalo para Temer, quien asumió el poder hace 10 días después de que el Senado decidiera suspender a Rousseff durante seis meses para realizarle un juicio político por maquillaje de las cuentas públicas.

Durante los últimos meses, una catarata de acusaciones de corrupción contra las élites políticas y empresariales brasileñas sacude al país en el marco de la Operación Lava Jato. La Fiscalía pidió investigar a Rousseff por obstrucción a la Justicia, pero sobre ella no recae ninguna acusación de corrupción o de enriquecimiento personal con el fraude.

Jucá era el hombre designado para la tarea de reestructurar el dañado presupuesto de Brasil, una de las grandes promesas de Temer.


Fuente: AFP

Populares de la sección