Ministros del CAS priorizan seguridad alimentaria

Resaltan la nutrición en consumo de carne bovina; pero FAO recomienda comer menos carne

Los ministros de Agricultura del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) salieron al cruce de los estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que recomendaron comer menos carnes bovinas por el problema de las emisiones de carbono. Los ministros al considerar este tema priorizaron por el contrario los aspectos de nutrición y seguridad alimentaria.

En la reunión del CAS que fue liderada por su presidente pro témpore, Tabaré Aguerre y que tuvo lugar en Asunción el pasado jueves y viernes, los ministros de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, abordaron la posición sobre estudios de emisiones ganaderas.

En este punto expresaron su preocupación sobre los estudios de (FAO), que recomiendan la disminución del consumo de carne bovina e informan sobre las emisiones de carbono de la ganadería en la región, por lo que declaran que es necesario tomar en consideración los aspectos nutricionales y de seguridad alimentaria antes de realizar la recomendación y que es necesario involucrar al CAS en tales discusiones, según manifiesta la declaración del CAS.

Por otra parte, en relación al Cambio Climático se afirma que la próxima reunión de la COP del Convenio Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) a realizarse en noviembre en Marrakesh, es una oportunidad relevante en el proceso multilateral de soluciones globales ya que deberá comenzar la implementación del Acuerdo en París alcanzado en la COP 21.

Por lo tanto declaran que intensificarán acciones de cooperación para fortalecer la articulación del trabajo regional, impulsando la difusión del conocimiento para la adopción de buenas prácticas en la materia.

Acerca de la negociación del Protocolo de Cartagena (COP-MOP8), se acordó continuar con el intercambio de información y evaluar las implicancias en el ámbito Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad (PCB) sobre la producción y comercio de productos agrícolas, en especial sobre en criterios de evaluación de riesgos y consideraciones económicas, promoviendo evitar que se incluyan exigencias que puedan barreras injustificadas al comercio.

En relación al desarrollo de nuevas tecnologías de mejoramiento, los ministros en consideración a la necesidad de incrementar la productividad para dar respuesta al desafío de crecimiento y demanda de alimentos al 2050 según proyecciones de FAO, declaran fomentar el desarrollo y la aplicación de nuevas técnicas de mejoramiento agrícola.

Se procura afrontar tales desafíos, con un enfoque basado en la ciencia, aprovechando los años de experiencia de los países del CAS en el uso seguro de la biotecnología moderna, que garanticen la bioseguridad y la inocuidad en la producción de alimentos.

Finalmente la declaración refiere a la inocuidad y calidad alimentaria, donde se considera que debido al consolidado rol de proveedor de alimentos en el mercado interno y global, el papel de la condición fito y zoosanitaria es clave en la competitividad del sector agroalimentario y en la inserción comercial de los países del CAS.

Asimismo declaran la importancia de la consolidación y mejora de los sistemas de inocuidad y calidad de los países ya que son considerados como un Bien Público Regional (BPR).

Finalmente diversos paneles abordaron las políticas agrícolas del Cono Sur en el contexto internacional, así como la cooperación técnica con organismos como la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Al cierre de la segunda jornada se llevó a cabo el traspaso de la presidencia pro tempore del CAS de Uruguay a Paraguay.




Populares de la sección