Misterios de la muerte de un Pirata

Marco Pantani fue un ciclista famoso por sus heroicas escaladas, pero la sombra del dopaje y su adicción a la cocaína lo condujeron a un supuesto suicidio; 10 años después la causa fue reabierta

Una imagen vale más que mil palabras, así que mire el contenido de este link. Ahí verá quién fue Marco Pantani. Un discreto ciclista en los tramos de velocidad. Pero el mejor de la historia cuando se trataba de escalar montañas. Era una especie de alpinista sobre ruedas cuyos ataques en los ascensos aún emocionan. Lo llamaron el Pirata.

El video pertenece a la séptima etapa del Tour de Francia de 1998. Pantani, italiano nacido en Ceseconato en 1970, tenía cuatro minutos de retraso con respecto al líder alemán, Jan Ullrich, especialista en la contrarreloj. Bajo lluvia, frío y viento, Pantani lo atacó en las montañas humillándolo: le sacó seis minutos. Y ganó el Tour siendo el primer italiano en lograrlo desde Felice Gimondi en 1965.

Ese mismo año, antes, había ganado también el Giro de Italia, siendo el cuarto ciclista en la historia en hacer doblete en las dos pruebas más exigentes del mundo del pedal, después de Jacques Anquetil (1964), Eddy Merckx (1970, 1972 y 1974) y Miguel Indurain (1992 y 1993).

No menos emotiva fue la forma en que se impuso al ruso Pável Tonkov en ese Giro en Plan di Montecampioni.

Los triunfos tenían entonces una dimensión épica: en 1995, durante una etapa de una competencia entre Turín y Milan, Pantani había sido atropellado por un jeep. Pudo morir. Se quebró una pierna. Le dijeron que difícilmente podría volver a caminar. Le quedó una pierna más corta que la otra. Estuvo un año y medio parado. Pero volvió en el Tour de Francia de 1997 logrando el tiempo récord en el ascenso a Alpe D'Huez y logrando un notable tercer puesto.

"Una de las partes más importantes del ciclismo son las escaladas y era emblemático cómo lo hacía Pantani, volando casi como un ángel". La frase pertenece al inglés Bradley Wiggins, campeón del Tour en 2012. Así comienza el documental "Pantani", que se estrenó este año.

A Pantani lo llamaban el Pirata por sus bandanas. Se convirtió en ídolo en su país y facturó millones. Se lo dejó ver en yates rodeado de modelos. Pero su ascenso fue tan vertiginoso como su caída.

En 1998 el Tour fue un escándalo por el caso Festina. Al equipo de ese nombre se le detectó en la frontera entre Bélgica y Francia un imponente cargamento de dopaje. El EPO se convertía en el verdadero protagonista de estas historias.

Como los controles no podían entonces detectar la sustancia, en 1999 se introdujo la prueba de hematocrito. Aquel ciclista que superara un nivel de 50 sería suspendido con efecto inmediato por 20 días. Pantani dio 52 durante el Giro de Italia de 1999. Fue expulsado de la competencia donde era líder tras haber quedado 126º por problemas con la cadena, recuperándose luego con dos etapas notables para pasar a vestir la malla rosa de líder.

Nunca lo superó. Entró en un cuadro de depresión del que no pudo salir. Se hizo adicto a la cocaína. Volvió en el Tour de Francia del 2000 a escribir sus últimas páginas de gloria: le ganó dos etapas a Lance Armstrong (la de Mont Ventoux, impresionante) pero abandonó por "problemas intestinales" según el documental.

Fue hallado muerto el 14 de febrero de 2004 en un hotel de Rimini. Paro cardíaco, edema pulmonar y cerebral. La versión oficial dijo que se trató de una sobredosis de cocaína. Pero el caso fue reabierto este año. La madre del ciclista siempre dijo que su hijo fue asesinado y una de las hipótesis que se tejen son sus vinculaciones con la camorra (mafia) napolitana, un aspecto que el documental soslaya.

Con el tiempo se descubrió que Pantani había sido cliente del médico Francesco Conconi, el introductor del EPO en Europa quien trabajó en la década de 1980 con el Comité Olímpico Nacional Italiano en el mejoramiento de deportistas, básicamente a través del dopaje sanguíneo, indetectable en la época.

En 2013, la Comisión del Senado francés probó que tanto Pantani como Ullrich y otros 28 ciclistas usaron EPO en el Tour de Francia de 1998, según estudios más avanzados realizados en 2004, cuando Pantani ya había muerto.

 

¿Qué es el EPO?
Es una hormona natural que produce el organismo y que facilita la creación de glóbulos rojos. Los deportistas lo usan para aumentar el hematocrito, es decir el porcentaje de volument total de la sangre lo que puede causar alteraciones en el corazón y en el sistema circulatorio.

 

¿Cómo deben valorarse entonces las gestas de Pantani a la luz de estas informaciones? La única respuesta es cotejar qué fue de los otros nombres reseñados en esta breve nota.

Ullrich fue investigado por la policía alemana que probó su vinculación como cliente del médico español Eufemiano Fuentes, cerebro de una red de dopaje desmantelada en la llamada Operación Puerto.

Armstrong, que dominó el Tour tras Pantani, de 1999 a 2005, es el fiasco más grande de la historia del deporte, como se pudo probar en 2012 y él mismo confesó (que se dopó durante toda su carrera) en 2013.

O como dijo el francés Jacques Anquetil "no se puede ganar el Tour tomando agua mineral". En los tiempos románticos no existía el EPO. Pero los ciclistas sacaban fuerzas extra del brandy, el cognac y también de la morfina.

 


Comentarios

Acerca del autor