Mitos y leyendas acerca de dormir la siesta

Las respuestas ante una práctica que ha sido cuestionada
La siesta tiene tantos amantes como detractores. Y no existe el punto medio cuando se trata de dormir la siesta: se ama o se odia. Para algunos es imprescindible para continuar con la rutina y para otros es sencillamente imposible tomarse unos minutos luego del almuerzo para reposar.


Mejor no tomar café al levantarse

Aunque es común consumir algo de cafeína luego de la siesta para terminar de despertarse, el doctor Diego García-Borreguero, director del Instituto del Sueño de Madrid, explicó al diario español que no es necesario. "La cafeína bloquea la adenosina, neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central, y estimula el cerebro, manteniéndonos más despiertos. Si dormimos unos minutos por la tarde, se convierte en una sustancia innecesaria", aseguró.

No comer demasiado antes de acostarse a dormir la siesta

Si bien comer mucho es uno de los factores que provoca más somnolencia, sobre todo en las primeras horas de la tarde, el especialista dijo que acostarse luego de comer dificulta la digestión y disminuye su calidad.

No engorda

"A pesar de las leyendas la siesta no engorda", explicó García-Borreguero. Y agregó que esto se debe a que el descanso es muy corto como para interferir en los procesos metabólicos. Ni engorda ni adelgaza.

Apenas unos minutos

Según el diario español, la siesta debe ser breve, de entre unos 20 minutos y una media hora. Esto es importante para evitar interferir en el sueño a la noche y para no tornar demasiado lentos algunos procesos cerebrales fundamentales que se desaceleran en el momento de la siesta.



Populares de la sección