Moda olímpica: una pasarela que se renueva cada cuatro años

En esta edición, algunos equipos contaron con diseños de Giorgio Armani, Ralph Lauren, Stella McCartney y Christian Louboutin

Cada cuatro años, los Juegos Olímpicos se convierten en una vitrina de las mejores performances atléticas de los distintos países participantes. Sin embargo, el desempeño físico no es lo único de lo que se habla, ya que la competencia ha logrado convertirse en una de las pasarelas más particulares del mundo de la moda: una plagada de diseños originales, en la que cada país cuenta con una línea que, sin muchas variaciones en juego, debe suponer cohesión y coherencia.

Así, en esta ceremonia inaugural de Río 2016, el desfile de la modelo brasileña Gisele Bündchen no fue la única manifestación del rubro: algunos atuendos, tanto de las diferentes ceremonias como de las competencias, fueron creaciones de Stella McCartney, Ralph Lauren, Christian Louboutin, DSquared2 y Giorgio Armani.

En el caso de Cuba, una de las sorpresas fueron los diseños del francés especializado en calzado femenino Christian Louboutin, quien realizó una colaboración con Henri Tai, un jugador profesional de handball que creó una web de venta de vestimenta. Las creaciones, con tonos negros, beige y rojos, son un paso significativo para Louboutin, que no incluye ropa en sus colecciones actuales. La delegación, claramente, también cuenta con championes y zapatos náuticos para los hombres, y tacos bajos para las mujeres, especialmente creados para la ocasión.

Cuba Christian Louboutin Olimpiadas

En el caso de Estados Unidos, se reitera la colaboración de Ralph Lauren, marca que ha llevado adelante los diseños del equipo estadounidense desde 2008. Antes lo hicieron otras reconocidas marcas como Levi Strauss, Hanes y Spalding. Con bermudas, camisetas polo, blusas a rayas y championes blancos, los diseños presentan una paleta de blanco, rojo y azul que incluyen cinturones con la bandera estadounidense.

Sin embargo, de la misma manera que se juzga el desempeño de los deportistas, los diseños de vestimenta también se deben enfrentar al escrutinio. Slate, por ejemplo, calificó los diseños de Ralph Lauren para la ceremonia de cierre como un "infierno de secundaria", mientras que la marca misma definió las creaciones como una mezcla perfecta entre "deporte y estilo".

Ralph Lauren Estados Unidos Olimpiadas

Ningún diseñador logró el nivel que Stella McCartney alcanzó este año, a través de su colaboración con Adidas para Gran Bretaña. McCartney, que ha diseñado para la delegación inglesa desde 2012, incorporó en sus diseños la heráldica británica, tras ser criticada hace cuatro años por realizar diseños que no eran "lo suficientemente patrióticos". La diseñadora utilizó la misma paleta que Estados Unidos, pero en creaciones radicalmente diferentes, con elementos pixelados, tipográficos y heráldica británica.

Stella McCartney Olimpiadas

En el caso de Canadá, el dúo de diseñadores DSquared2, los canadienses Dean y Dan Caten, fueron los responsables de los uniformes de la ceremonia de apertura. Mezclando sastrería con ropa deportiva, los hermanos obtuvieron como resultado chaquetas rojas con la hoja de maple en la espalda, que terminan en una cola de pescado. Camisetas blancas que copian el terminado de las chaquetas también forman parte del atuendo.

DSquared2 Canadá en las Olimpiadas

Para Corea del Sur, la moda se mezcló con lo utilitario, al presentar atuendos a prueba de mosquitos. Los uniformes del país asiático cuentan con infusión de repelentes para evitar a los temidos portadores del virus Zika. Las prendas para la competencia, sin embargo, no incluyen químicos debido a la regulación de las Olimpíadas.

Suecia, en tanto, recurrió a su mayor marca local, H&M, que produjo diseños modernos y coloridos, con distintos tonos de amarillo y azul. Giorgio Armani fue el encargado de los uniformes italianos, que incluyen acentos dorados y blancos, así como detalles con la bandera italiana, en atuendos mayoritariamente de azul marino.




Populares de la sección