Molina y Los Cósmicos y el camino de evadir el hit

La banda ha cultivado un público local, pero también ha alcanzado oídos extranjeros. El próximo sábado presentan su disco en La Trastienda

Al poco tiempo de haber editado su primer disco, Molina y los Cósmicos, banda liderada por el músico rochense Nicolás Molina, tuvo una repercusión impensada. Sus canciones, que mezclan folk con pop y country, comenzaron a rotar en la radio estadounidense KEXP, en especial El camino del sol, el tema que le ganó la atención, mientras que sitios y revistas internacionales comenzaron a hablar de su música. Como proyecto autogestionado e independiente, la era digital fue su gran aliada.

Este año, además de lanzar el sucesor de su primer disco (El desencanto, 2014) pudieron llevar físicamente su música al exterior, presentándose en el festival South By Southwest en Austin, Texas y realizando varias presentaciones en México.

Es allí, en la frontera entre Estados Unidos y México, o en el mísmo límite entre Uruguay y Brasil, que su más reciente disco, El folk de la frontera, se inspira. Este disco será presentado con un show el sábado 18 en La Trastienda, que además de ser su espectáculo más grande hasta ahora, será el cierre de una etapa, con el objetivo de comenzar un nuevo trayecto musical.

Sobre sus discos y su proyección internacional, Molina habló con El Observador.

El desencanto y El folk de la frontera son en realidad el lado A y B de un mismo disco. ¿Por qué decidiste separarlos?

Me di cuenta de que las canciones hablaban de cosas diferentes y musicalmente me las imaginaba diferentes. Entonces no quise hacer un disco largo, porque de por sí a mí me pasa que me embola escuchar un disco largo de una banda. Era dar una muestra de lo que venía haciendo. No quería que quedara con sabor a poco, pero tampoco quería hacer un disco de 12. ¿Quién iba a escuchar un disco de 12 canciones de Nicolás Molina?

Las canciones datan entonces de 2013, ¿cómo fueron cambiando? La canción Nada de usted, que tiene una base muy electrónica, debe ser la que más mutó.

Esa fue la que más evolucionó, es el ejemplo perfecto. En este último disco yo tuve el problema de que estabamos muy dispersos todos los Cósmicos, muchos con problemas personales o con mudanzas. Y tuve que poner el pecho a las balas y ver cuánto me pueden dar ellos y qué otras cosas tengo que buscar en otros lugares. A todo eso, por la salida del primer disco me hizo conocer un montón de gente del ambiente que yo admiro y me gusta mucho, y uno de ellos es Par, que a mí me gusta mucho cómo produce las canciones. Es alguien que en la escena montevideana no ha descubierto y creo que él tampoco se ha dado cuenta lo buen productor que es. Y Nada de usted era una canción que ya me la estaba imaginado con una impronta David Lynch, de carretera y oscuridad. Él hizo la coproduccion conmigo y la produccion de todos los sonidos.

De hecho en el disco no desentona el factor electrónico, lo que sí es notorio es que el pop tiene menos presencia.

Sí, yo no quiero hits. Lo tengo re claro, y cada vez voy a buscar tener menos hits. Hice todo para que este disco no tuviese uno, no me gustan, me aburren abundante. El camino del sol no me aburre, tampoco creo que fue un hit. Sí fue una cancion que nos abrió un montón de puertas. Este disco es más parejo en este sentido. Con El desencanto, la mitad de la gente le gustaba El camino del sol y la otra mitad otras canciones. En este disco me pasa que todo el mundo tiene una canción que le gusta más. Eso me gusta, que cada persona entienda el disco por su lado.

¿Te molesta que una canción sea la que domine al resto?

Como que el hit te entra muy rápido, te queda en la cabeza y así como entra, se va. En cambio, lo otro, si la gente llega a escucharlo, es porque realmente lo quiso escuchar.

Para el masterizado recurriste a Craig Schumacher, que trabajo en discos de Calexico, ¿te parece necesario hoy por hoy mandar al exterior a hacer ese trabajo?

Pasa que acá nadie me dio bola para mezclar El desencanto. Como que todo el mundo estaba con trabajos con bandas más importantes. Y cuando salió el primer disco, lo empezaron a pasar en KEXP, salieron notas en cantidades de revistas del exterior, empezaron a hacer reseñas. Cuando salió el segundo, me estaban llamando para ir a festivales del exterior. Además, el manager que labura con nosotros para todos los eventos de afuera es argentino y todas las reproducciones que tenemos en Spotify, y las descargas o el dinero que nos llega por iTunes es de gente de afuera. Y dije, ¿por qué no trabajar con alguien de afuera si Uruguay es el país donde pasan menos cosas? Y me pongo re contento porque trabajar con alguien que realmente admirás es genial. Con internet cambió mucho la forma en que se maneja a la musica internacionalmente, que creo que ahora el público del mundo es un poco más curioso. Y considero que en Uruguay sigue faltando esa curiosidad de buscar algo diferente.

¿Todavía se confía en la estructura de la radio y la television como las vías para que un artista sea popular?

Si. Igual a mí realmente no me interesa ser popular. Yo no envío los discos a todos las radios ni pido notas. Sí, yo veo que en Uruguay hay todo un sistema de que tienes que estar en las disquerías cuando sale tu disco, que tiene que haber un jefe de prensa que mande una gacetilla por mail a todos los medios, ir a hacer una gira de notas. Nosotros hacemos todo con las posibilidades que tenemos, con lo que va saliendo. Pero me gusta que sea diferente. quiero que la música sea diferente y que la forma de trabajar sea diferente.

Show

Las entradas están a la venta en Red UTS a $360 y tendrá a Jorge Nasser y Phoro de invitados



Populares de la sección

Acerca del autor