Monoambientes a US$ 28 mil: inmobiliarias van por Paraguay

Inversores uruguayos son atraídos por propiedades a precios competitivos, una economía que crecerá este año en el entorno del 2,9% y una población mayoritariamente joven que busca su primera vivienda
Real oportunidad imperdible!! Últimas unidades de un ambiente en Paraguay (...) Invertí en el mercado inmobiliario más emergente de la región, a precios en promoción limitada desde US$ 28.900 total". Así se ofrece un apartamento en el desarrollo University Park de Asunción, que la inmobiliaria Poggio Propiedades publicó en la edición de junio de la revista Tu Casa Aquí.

Según el director de esta inmobiliaria, Claudio Poggio, el precio de una propiedad de características similares en Montevideo ronda los US$ 60 mil, pero también se pueden encontrar monoambientes a estrenar por US$ 80 mil en el centro. Esta inmobiliaria ofrece a los inversores la adquisición de un apartamento para luego alquilarlo y que sus propietarios obtengan una renta anual del 9%.

¿Pero qué hace a Paraguay tan barato? Los bajos costos de la tierra y la construcción, y una liviana carga tributaria (IVA, Impuesto a la Renta, e Impuesto a las Personas Físicas son del 10%), explican por qué, mientras que en Montevideo el valor del metro cuadrado ronda los US$ 2.500 y US$ 3.000, en Asunción es del entorno de los US$ 1.300.

Lea también. Paraguay: el destino rentable de las inversiones uruguayas


Si a los precios competitivos se le suma una economía que crecerá este año 2,9% y 3,2% en 2017
–según datos del Fondo Monetario Internacional–, una población joven que demanda viviendas (75% es menor de 35 años), el interés de los inversores está servido.

El director de asuntos internacionales de la Cámara Inmobiliaria de Uruguay (CIU), Wilder Ananikian, dijo que por esta razón al menos seis inmobiliarias locales y una decena de desarrolladores uruguayos están aprovechando el "importante boom" de la construcción en Paraguay.

Además, Ananikian, dijo que en el mercado inmobiliario de Uruguay, "no se vende", y que este es "uno de los peores años de la última década", porque "los argentinos que compraban en Uruguay se fueron para Paraguay".

Diversificar la inversión


Poggio Propiedades trabaja el mercado paraguayo hace cuatro años, pero desde hace tres tiene una oficina en Asunción. Allí llevan adelante toda la administración relativa al alquiler de propiedades en ese país, desde el ofrecimiento, hasta el cobro de cuotas. "Nuestros clientes uruguayos quieren diversificar sus porfolios, y cada vez más nos piden que los recoloquemos en otros mercados", dijo Poggio.

Además, el empresario indicó a Café & Negocios que gracias a que se necesitan de montos menores para adquirir una propiedad en Paraguay, se vuelve "más accesible" la posibilidad de invertir en ladrillos, por lo que esperan que más personas se animen a invertir en el país guaraní.

Por su parte, la inmobiliaria Kosak se ofrece como "nexo" entre los inversores uruguayos y los desarrolladores en Paraguay, aunque sin contar con oficinas en ese país. La razón para no tener presencia física en asunción, según el director de Kosak, Roberto Kosak, es que todavía el volumen de negocios es bajo, aunque es el único destino que la inmobiliaria ofrece como opción para invertir fuera de Uruguay.

Sin embargo, el ejecutivo espera que el volumen crezca en los próximos años y que tengan que abrir oficinas en ese país.

Por su parte, García Santos Marketing Inmobiliario, que tiene base en Punta del Este, debió "salir a buscar nuevos nichos" en Paraguay para hacer frente a la merma de trabajo en el balneario, según dijo su propietario, Carlos García Santos.

El edificio Pitiantuta I de García Santos Marketing Inmobiliario
El edificio Pitiantuta I de García Santos Marketing Inmobiliario
El edificio Pitiantuta I de García Santos Marketing Inmobiliario

"Paraguay sirvió para mantener la empresa porque los números aquí han sido negativos", apuntó el empresario.

La propuesta de García Santos Marketing Inmobiliario no son los alquileres de las propiedades, sino la venta de participación en un desarrollo que apunta a la clase media y media baja de Asunción y que comenzará a construirse en agosto de este año.

Los inversores, uruguayos y argentinos, compran las propiedades antes de que estén construidas, hasta llegar a un monto de US$ 1,5 millones. Luego, ese dinero se utiliza para construir el edificio y cada propiedad se vende por un monto de entre 20% y 25% más al que pagaron los inversores. Ese extra es la renta generada por la inversión.

El que compra su participación en el proyecto, obtendrá la renta en un plazo de entre 14 y 15 meses, cuando se hayan revendido las propiedades.

El riesgo Brasil


A finales de 2015, el FMI revisó a la baja el crecimiento esperado de Paraguay para este año, de 3,8% a 2,9%, debido en gran parte a la crisis que enfrenta Brasil, principal socio comercial de este país (con más del 30% de sus exportaciones).

Según dijeron los empresarios inmobiliarios consultados, esto también genera un enlentecimiento en la compra-venta de propiedades en Paraguay, pero todos aclararon que se trata de una situación coyuntural.

Populares de la sección

Acerca del autor