Montevideo y la basura: dos meses de problemas sin fecha de solución

La fragilidad del sistema de limpieza hace que ante el más mínimo contratiempo la basura se vuelva a acumular

Para el día jueves quedarán unos 2 mil contenedores sin vaciar, del total de 11 mil que hay en todo Montevideo. La imagen de las bolsas de basura alrededor en los alrededores se han repetido día a día durante los últimos dos meses, aunque las autoridades prefieren no dar una fecha de solución a la crisis en la limpieza.

"No hay ningún contenedor con más de cuatro días de retraso", advirtió a El Observador el intendente interino y director de Desarrollo Ambiental, Óscar Curutchet, en un intento de enviar un mensaje tranquilizador a los montevideanos.

Si bien la limpieza de la ciudad es una de las áreas más sensibles de la comuna, el problema alcanzó su punto más crítico dos meses atrás. Desde ese entonces, Montevideo no ha tenido un solo día todos los contenedores limpios y libres de basura.

A mediados de noviembre la intendencia se enfrentó a la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) que reivindica mejoras salariales para este quinquenio. En ese marco el sindicato inició una serie de paros por turno que dejaron en evidencia el deterioro del sistema de limpieza de la comuna, ya que las medidas gremiales se sumaron a la falta de camiones recolectores. Cerca de la mitad de la flota se encontraba en ese momento fuera de servicio a raíz de problemas en el mantenimiento.

La fragilidad del sistema de recolección hace que, ante el más mínimo contratiempo, la basura en las calles vuelva a convertirse en parte de la postal.

La administración sabía que fin de año era un momento sensible para que los residuos se acumularan debido a las fiestas, por lo que se adelantó a contratar empresas y organizaciones para que se sumaran a los trabajos de limpieza realizados por los empleados.

Sin embargo, la acumulación llegó al punto tal que se decidió a último momento pedir ayuda al Ejército y así evitar la emergencia sanitaria. Los militares se dedicaron a limpiar alrededor de los contenedores durante una semana. La intendencia hubiese preferido que lo hicieran por más tiempo, pero el Ministerio de Defensa le respondió que ya tenían otras tareas previstas dentro de la cartera y por tanto solo extenderían su ayuda durante algunas horas más.

Ejército recogió basura de Montevideo

Con ese panorama, y con cinco empresas y ONG trabajando, la comuna esperaba haber normalizado la situación a inicios de esta semana, pero un nuevo contratiempo volvió a recordar que el sistema de limpieza sigue débil.

El sábado pasado, un empleado de la división Limpieza murió mientras recogía residuos en el barrio Nueva Carpa, por lo que el sindicato decidió parar como lo hace cada vez que muere un trabajador en su horario de trabajo. Los paros de 8 horas por turno terminaron afectando la recolección de residuos hasta el lunes en la mañana y, otra vez, la basura se acumuló.

"Venimos recuperándonos", expresó a El Observador Curutchet, quien aseguró que están saliendo unos 18 camiones por turno, lo que estima como una cantidad "aceptable" para regularizar la situación, aunque prefirió no hablar de plazos.

El 15 de este mes terminan su contrato las empresas tercerizadas y solo quedará una -Vos con Voz- que trabajará hasta mediados de año. La administración prevé que en los próximos días se concrete el alquiler de camiones y así continuar con las medidas paliativas contra los retrasos en la recolección.

"Tenemos que cambiar la estructura organizativa del área de mantenimiento", concluyó el director de Desarrollo Ambiental, quien sabe que si no lo hace, el sistema de limpieza volverá a mostrar su peor cara.


Populares de la sección

Acerca del autor