Moody's ve con preocupación aumento de la deuda uruguaya

La calificadora espera que trepe a 50% de PIB en los próximos dos años
La deuda pública uruguaya viene en aumento desde 2014, alentada por un dólar más fuerte que pesa sobre el pasivo del Estado. La calificadora de riesgo Moody's alerta sobre la continuidad de ese aumento, que lleva al país a una situación más vulnerable en este aspecto que la media de las economías que tienen notas similares a la uruguaya.

Según las proyecciones de la agencia calificadora estadounidense, la deuda bruta del Estado uruguayo alcanzará un pico de 50% del PIB en 2017-2018, por encima del 47,2% de 2015 y del 39,3% del año anterior.

"Los indicadores de deuda se mantendrán más débiles que la mediana de los países con calificación 'Baa' (Uruguay cuenta con una calificación de 'Baa2', que es el segundo de los tres escalones de esta franja) y de Colombia, su par regional más cercano", señala el informe de Moody's.

De hecho, desde el fin de la crisis económica de 2002 ,los indicadores de deuda uruguayos fueron acercándose a la mediana de la región y en particular, a los de Colombia. Entre 2010 y 2014 logró alcanzar los estándares de los países que se encuentran en los primeros escalones del grado inversor. Sin embargo, a partir de entonces ha tendido a distanciarse de esa referencia y la calificadora espera que la distancia se agrande este año.

"Aunque un mayor déficit fiscal y un menor PIB jugaron su rol en el incremento (de la deuda bruta, medida como porcentaje del PIB), el grueso del deterioro se explicó por la depreciación del tipo de cambio", señala.

En ese sentido, sostiene que "las presiones al alza del dólar fueron contenidas este año y se espera que no sean tan fuertes como en 2015, dado que los fundamentos apuntan a un tipo de cambio más estable en el futuro cercano".

La desdolarización de la deuda fue una de las principales preocupaciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) desde la salida de la crisis y en particular, desde que el actual ministro de Economía y Finanzas (MEF), Danilo Astori, es el principal referente de la conducción económica. Sin embargo, el nivel de dolarización todavía se encuentra en 55%.

Respecto a la calificación de riesgo uruguaya, Moody's señala que será calve la evaluación que se haga en los próximos 12 a 18 meses del progreso alcanzado en la "consolidación fiscal" y de "los riesgos que subyacen en su implementación relativos a un crecimiento económico más débil de lo previsto". La calificadora advierte que este punto puede "disminuir la eficacia de las medidas de ajuste".

El mes pasado, Moody's reafirmó la nota de deuda de Uruguay, pero redujo de "estable" a "negativa" su perspectiva. Los tres principales elementos que podrían hacer peligrar la calificación actual, según Moody's, son: un fracaso en las medidas de ajuste fiscal para alcanzar los objetivos trazados por el gobierno y un mayor aumento de la deuda pública, un deterioro más pronunciado del resultado fiscal estructural, y una sostenida erosión de los amortiguadores externos y financieros.

Por otra parte, una mejora podría venir por el lado de un fortalecimiento del marco fiscal, una reducción de la dolarización de la deuda y menores restricciones estructurales que permitan alcanzar un mayor nivel de crecimiento potencial.

Populares de la sección