Movilización del agro denunció perjuicios por el costo país

Ministro Aguerre validó ámbitos institucionales como generadores de soluciones

El agro volvió a movilizarse ayer en las rutas para expresarle al gobierno que "el costo país" hace que "todos los rubros" de este sector "hayan disminuido sus márgenes hasta hacerse insostenibles y en ese camino estamos", manifestó el productor Marcos Algorta al dar lectura a una proclama, que se difundió en los 21 puntos de concentración que se efectuaron sobre las rutas en todo el país.

En algunos lugares, como el efectuado en ruta 1 a la altura de la ciudad de Libertad, San José, hubo una menor concurrencia que en la anterior movilización del pasado 19 de enero.

Además de haberse aprovechado a realizar tareas agrícolas en los campos luego de las últimas lluvias, incidió que hayan aumentado de 11 puntos de reunión en el pasado 19 de enero a 21 concentraciones. Sin embargo, en su conjunto los productores dieron una muestra importante de protagonismo saliendo a las rutas a expresar su descontento, dijo Algorta.

Un aspecto clave en esta manifestación colectiva de los productores es que esta movilización sirva para sensibilizar a los distintos actores políticos y del gobierno, con el fin de bajar los costos de producción vinculados a las tarifas que maneja el Estado, sostuvo a El Observador el expresidente de la Asociación Rural de San José (ARSJ), Esteban Arostegui.

Opinión del ministro

Al ser consultado ayer sobre las protestas, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, señaló que la situación del sector lechero se debe a la caída de los precios internacionales de los lácteos, ya que el mercado está sobreofertado.
Agregó que las soluciones a estas dificultades surgen en los ámbitos institucionales de diálogo con las gremiales del sector. Por último, señaló que en el Instituto Nacional de la Leche (Inale) se calculó que el sector paga de energía eléctrica apenas US$ 3 millones y que si el Estado les regalara ese insumo la situación no se resolvería.
Diferencias con competidores
El productor lechero Algorta insistió en su discurso que en la región "nuestros competidores producen lo mismo que nosotros, pero con un combustible un 30% más barato".

Explicó que esto desestimula la producción y que hoy hay un 40% de los camiones del país sin actividad, preguntándose si no es una señal como para tomar medidas. Consideró inexplicable que bajando un 60% el petróleo no haya margen para bajar los combustibles en Uruguay.

También sostuvo que el problema de cobro de las exportaciones de lácteos a Venezuela sigue presionando a la baja el precio de la leche, que ya cayó un 45% en el último año. Además, sostuvo que en los años de bonanza el sector invirtió y aumentó su productividad, pero el gobierno no lo aprovechó y tiene que recurrir a la recaudación para palear la situación.

Los productores reclamaron créditos blandos, con plazos largos y años de gracia; nuevos mercados y nuevos tratados comerciales; reducir costos de producción y facilitar un combustible al precio "de nuestros vecinos".

También bajar la carga impositiva (Imeba, IRAE, Contribución Inmobiliaria Rural), así como reinstalar la exoneración de IVA a la venta de pollos.

Además reclamaron aumentar la seguridad en zonas rurales, porque se atenta contra la tranquilidad de las familias y desestimula la inversión. Y solicitaron que el Estado mejore su eficiencia y que se actue rápido.


Caída del 19% en las remisiones de leche

Las remisiones de leche a las industrias cayeron un 19% este año al pasado 20 de febrero, como consecuencia de las dificultades que enfrenta el sector por aspectos climáticos, pero fundamentalmente por la falta de estímulos que tienen los tamberos por los altos costos de producción que tiene este país, destacó ayer a El Observador el director de Conaprole, Miguel Bidegain.

El directivo de la cooperativa se refirió a este tema frente a la decisión que tomó Conaprole determinada por el menor ingreso de leche a las plantas de procesamiento industrial, disponiendo el cierre temporario de las plantas ubicadas en Rincón del Pinto, San José y en la ciudad de Mercedes. Los tambos tienen 600 empleados menos y la industria envía a seguro de paro empleados de la cooperativa, comentó.


Populares de la sección

Acerca del autor