MPP se burló de la acusación de financiarse con "tupabandas"

Libro asegura que en los 80 y 90 robaban bancos para financiar al sector
El mujiquismo eligió tomarse con cierto humor el contenido de un libro de la periodista María Urruzola sobre el fallecido exministro de Defensa (2011-2016) y exguerrillero tupamaro, Eleuterio Fernández Huidobro, en el que se sostiene, en base a fuentes innominadas, que el Movimiento de Participación Popular (MPP) se nutrió del dinero de las denominadas "superbandas" o "tupabandas", organizaciones que en la década de 1980 y 1990 asaltaron bancos y empresas.

Si bien el libro titulado "Eleuterio Fernández Huidobro, sin remordimientos" editado por la editorial Planeta saldrá a la venta hoy, su contenido comenzó a circular esta semana luego de una entrevista a Urruzola en el El Espectador que generó una reacción moderada del mujiquismo.

La cuenta oficial del MPP en la red social Twitter rechazó la acusación en un irónico mensaje en el que también hizo alusión a las diferencias en el oficialismo por la reforma de la caja militar, y a un audio viral que circuló por la aplicación Whatsapp en el que un hombre acusó al expresidente José Mujica, al vicepresidente Raúl Sendic, a la senadora del MPP, Lucía Topolansky, y al diputado del MPP, Luis Fratti, de comprar una estancia próxima a Santa Clara de Olimar.

Embed

"¿Cuántas mentiras más tendremos que soportar de acá a las elecciones?", preguntó por su parte en la misma red social el diputado del sector, Sebastián Sabini.

Las "tupabandas"

En el libro, uno de los entrevistados por Urruzola dijo bajo reserva que "se necesitaba meter caño para financiar al MPP".

En su testimonios el informante aseguró haber sido una de las 17 personas que en 1985 integró la dirección del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN) cuando volvió la democracia. "Mientras se iniciaba la reorganización del MLN ya en marzo de 1985, apenas reencontrados unos y otros después de la dictadura, la dirección histórica unánimemente reconocida –Huidobro, (Raúl) Sendic (padre), (Julio) Marenales y (Jorge) Manera– decide en reserva y por razones de confianza convocar a una dirección de facto, hasta tanto se elijan las nuevas autoridades. Son 17, saben de dónde vienen, se conocen de memoria, y saben qué quieren. Ellos son: Raúl Sendic, Eleuterio Fernández Huidobro, Jorge Manera, Julio Marenales, José Mujica, Jorge Zabalza, Ricardo Perdomo, David Cámpora, Alba Antúnez, Diego Picardo, León Duter, Haydée D'Aiuto, Arturo Dubra, Manuel Menéndez, Juan José Domínguez, Edgardo Tiscornia y Rúben García Bianchimano", contó Urruzola.

Consultado en el libro, Zabalza sostuvo que en esa etapa la cúpula de la organización resolvió trabajar sobre tres niveles. Uno de militancia política a nivel barrial y estudiantil en busca de formar un movimiento de masas, otro de formación de cuadros, y un tercero como "una estructura de seguridad", que con su "nivel operativo" custodiaba al MLN y también se encargaba de "conseguir finanzas".

Zabalza fue consultado sobre quién era el encargado del nivel operativo. "El único que contaba con consenso, que era José Mujica. Ninguno de los demás reunía consenso", respondió el exdirigente tupamaro.
El tupamaro Jorge Zabalza aseguró que el encargado del nivel operativo del MLN, que entre otras cosas estaba encargado de conseguir finanzas, era José Mujica.

Una fuente de Urruzola, que no es identificada, narró que en 1989 Mujica le planteó hacer "trabajos" que, según sostuvo, a un militante "no le da el querosene para hacerlos".

La misma persona afirmó que sobre fines de la década de 1980 y principios de la de 1990 Mujica y Fernánez Huidobro reclutaron "barajas" que hacían "lo que sea con tal de sobrevivir". El informante aseguró que durante nueve años le entregó "US$20 millones a la organización". "De cada operación se repartía una parte, y luego se le daba a la orga", sostuvo.

Fernández Huidobro negó en 2006, durante una entrevista con el periodista Aureliano Folle en Canal 10, que el MPP se haya financiado a partir de actos delictivos.

"Muchos compañeros revolucionarios decimos a veces: ¡pensar que todas las finanzas que tenemos provienen de la institucionalidad burguesa!, porque son los aportes que hacemos los senadores, los diputados. Eso es así, porque desgraciadamente de esos gigantescos asaltos no vino un mango, sino andaríamos... (gesto de tirar algo hacia el techo)", dijo Fernández Huidodro según consignó Urruzola.

La periodista recordó que los tupamaros Ricardo Perdomo y Freddy Arduzzo integraron las superbandas y cayeron presos en la década de 1990 por asaltos a bancos y financieras.

Al informante de Urruzola y a su banda le probaron, según aseguró la periodista, cinco rapiñas a bancos, otra a una camioneta que trasladaba caudales, y una a un local descentralizado de pagos del BPS en el barrio Malvín.

De la guerrilla a los votos

El MLN fue un movimiento guerrillero que tuvo su auge en 1971 pero que en 1972 ya tenía a la mayoría de sus principales dirigentes presos.

Tras el retorno de la democracia, hubo disputas internas acerca de si el camino al poder era la vía democrática o si se debía retomar la lucha armada.

Los tupamaros crearon el Movimiento de Participación Popular (MPP) en 1989. En esa elección el grupo obtuvo 44.446 votos y dos diputados.

En las elecciones de 1994 Tabaré Vázquez perdió por unos pocos miles de votos ante el colorado Julio María Sanguinetti, y en el MPP se impuso definitivamente la visión de la vía democrática. Ese camino fue acompañado por el creciente capital político de José Mujica.

En 1994 el MPP seguía siendo un sector menor dentro del Frente Amplio con 53.377 votos, pero eso le alcanzó a Mujica para lograr una proyección nacional.

El "fenómeno Mujica" desencadenó una explosión electoral y el MPP trepó a 126.850 votos en 1999, lo que representó un 137,6% de aumento en relación a las elecciones de 1994.

Cuando el Frente Amplio ganó el gobierno nacional por primera vez en los comicios del 2004, el sector de raíz tupamara se convirtió en la fuerza mayoritaria del oficialismo.

En 2009 Mujica fue por más, y alcanzó la presidencia de la República. En las elecciones de 2014 su grupo volvió a ser mayoría en la coalición de izquierdas.


Populares de la sección