MPP y PCU enfrentan al gobierno por suspensión de Venezuela

Tanto el MLN como el Partido Comunista se pronunciaron en contra de la suspensión de Venezuela en el Mercosur resuelta el pasado viernes por los cuatro países fundadores del bloque, entre los que está Uruguay.

"Manifestamos nuestro rechazo a la arbitraria suspensión de Venezuela del Mercosur. Entendemos que dicha suspensión, al carecer de elementos jurídicos que la sustenten, se basa exclusivamente en pretensiones políticas que obedecen a la derechización de la mayoría de los estados partes, y tienen por objetivo castigar a nuestro hermano país, así como socavar los intentos de integración regional que como países hemos venido construyendo", señala el comunicado emitido por el MLN este domingo.

En el texto agregan su preocupación por "los sesgos autoritarios que están manifestándose de manera cada vez más clara en los países que han impuesto esta decisión", por lo que convocan "a los actores políticos nacionales a manifestarse y actuar en consecuencia, trabajando para frenar estas arbitrariedades".

"Queda cada vez más claro el proceder de la derecha continental, y frente a esto, solo nos queda la organización y la coordinación de los actores políticos y sociales", finaliza el MLN.


Injusta e ilegal

En la misma línea, el Partido Comunista emitió un comunicado el viernes, una vez conocida la suspensión, en el que manifiesta su rechazo. "Expresamos nuestra discrepancia sustancial ante la posición asumida por nuestro gobierno", señala el texto, que considera a la decisión como "injusta e ilegal", y "un grave error político".

"En primer lugar, en medio de una crisis del capitalismo que se agudiza, de una contraofensiva del imperialismo en nuestro continente, debilitar los organismos que expresan, institucionalmente, la integración y la unidad regional, es un error grave. Enfrentar el impacto de estos factores combinados requiere de la acción coordinada y en bloque de la región. Mucho más para un país del tamaño de Uruguay. Erosionar al MERCOSUR, degradarlo institucionalmente, y quitarle el peso de Venezuela, debilita al bloque regional y a cada uno de los países y los hace más vulnerables a las maniobras especulativas y comerciales de las grandes potencias del mundo, en especial EEUU. El Mercosur sin Venezuela es más débil y no más fuerte", considera el PCU.

Agrega que la única defensa que tiene Uruguay en el bloque, de que sus intereses sean resguardados ante la diferencia de peso político con Argentina y Brasil "es hacer respetar la normativa y las garantías institucionales en el MERCOSUR". Aseguran que lo que se ha hecho con Venezuela "está viciado de nulidad" y que "no existe en ningún lugar de la normativa del Mercosur el pretendido grupo de 'países fundadores' que es quien está tomando las decisiones".

Los comunistas aseguran además que ningún país del bloque ha adoptado como propias las más de 2000 normas que reclaman que Venezuela incorpore.

"Lo resuelto facilita las presiones de la derecha y el imperialismo que buscan desestabilizar a Venezuela. En Venezuela está en marcha un proceso de diálogo con el apoyo del Papa Francisco, y varios ex presidentes de América Latina y Europa. Los gobiernos de derecha de Argentina, Brasil y Paraguay, estos dos últimos surgidos a partir de procesos antidemocráticos y golpistas, buscan aislar a Venezuela e incidir en la situación política interna para instalar allí un gobierno conservador", finaliza el comunicado.

Vázquez y Maduro

En tanto, el presidente Tabaré Vázquez, se mostró el domingo dispuesto a reunirse con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para debatir la suspensión temporal de Venezuela del Mercosur. Vázquez dijo que la medida no es "irreversible" y puede cambiarse aplicando fundamentos jurídicos y diálogo.

Maduro solicitó públicamente una reunión con Vázquez para "demostrarle cómo lo que se ha cometido con Venezuela es un exabrupto, es una agresión, es una infamia, es una canallada". "Se complotaron la derecha brasilera argentina y paraguaya e impusieron esta decisión. Yo desde aquí le hago un llamado al presidente Tabaré Vázquez para que tengamos personalmente una reunión cara a cara, "face to face", una reunión. Le hago un llamado público al Frente Amplio", dijo.


"En política y en las relaciones entre los países, nada es irreversible, todo puede cambiar. Pero tiene que haber fundamentos jurídicos, fundamentos legales, fundamentos sólidos, para ver el camino que vamos a seguir hacia el futuro", dijo Vázquez a Efe en Viena.

Sobre la petición de Nicolás Maduro de una reunión el mandatario uruguayo se mostró el domingo dispuesto a tener ese encuentro en cuanto haya regresado de su actual gira por Europa. "Si el presidente Maduro quiere reunirse conmigo, no va a ser la primera oportunidad. Tenemos una muy buena relación personal y nos reuniremos para discutir y ver en el marco de lo jurídico, cuál es la situación actual del Mercosur y de los países que lo integran", dijo Vázquez.


Populares de la sección