MSP busca que las urgencias las atienda cualquier prestador

El ministro anunció que se establecerán "precios de referencia" para que las mutualistas y ASSE puedan reembolsar los costos de atención de sus socios
A diez años de la reforma sanitaria, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, afirmó que el sistema debe ser "cada vez más nacional y más integrado". Para acercarse a ese objetivo, el jerarca anunció que la cartera presentará en las próximas semanas un proyecto de ley para que los usuarios puedan atenderse de urgencia en cualquier prestador de salud del país sin importar de cuál sean socios. Esta solución busca que las personas "no tengan que pensar en qué institución tiene un convenio con su mutualista" si se encuentran lejos de las sucursales de su prestador.

Basso señaló que se establecerán aranceles para que los costos de atención puedan ser reembolsados. Por lo tanto, los 43 prestadores del país formarán parte de este convenio, lo que asegurará que todos los uruguayos del sistema puedan recibir asistencia independientemente del lugar en el que estén. "Hay que establecer precios de referencia, que van en la lógica de complementación", aseguró.

Además, el ministro sostuvo que la Junta Nacional de Salud (Junasa) ya tiene un protocolo para reembolsar el dinero por los costos de atención. El nuevo funcionamiento determinará también que todos los prestadores cobren lo mismo en función del procedimiento que realicen y no que cada uno fije los precios.

Asegurar la calidad

Por otra parte, el jerarca anunció que el ministerio aspira a "asegurar la calidad de los prestadores". Si bien aclaró que medir la calidad es un "desafío extraordinadorio", la cartera pretende exigirles tanto a las mutualistas como a la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) que cumplan con determinadas pautas antes de que la Junasa les pague las cápitas por los socios que tienen.

"La idea es incorporar el concepto de cálculo de cápita, una división sobre la calidad básica que esa cápita tiene que dar", sostuvo. Este nuevo mecanismo hará que la cartera obligue a los prestadores a ofrecer, por ejemplo, ciertos estudios a los usuarios que se encuentren dentro de determinado grupo etario.

Además, Basso señaló que los prestadores tendrán que tener una actitud "proactiva" con respecto a sus socios. "Queremos que trabajen no solo con los que consultan sino también con los que no consultan", agregó.

Según el ministro, este cambio en el abordaje por parte de las mutualistas y de ASSE permitirá identificar más rápido a los usuarios, entre ottas cosas, para prevenir enfermedades. "Nosotros sabemos que el 36% de nuestra población es hipertensa, entonces hay una brecha entre la información que nos dan los prestadores y las estadísticas. Hay que salirlos a buscar", sostuvo.

La meta del ministerio es "equilibrar las buenas prácticas" para que todos los usuarios reciban la misma calidad de atención sin importar en dónde estén afiliados. "Buscamos identificar algunos indicadores que establezcan cuáles son los procesos y los resultados esperables cuando se atienden determinadas patologías", agregó.

Populares de la sección