MSP tiene tres médicos para fiscalizar centros de todo el país

Ministerio paga a mutualistas por metas pero no las controla, dijo una funcionaria
Desde el año 2010, dos años después de haber sido creado el departamento de Fiscalización en el Ministerio de Salud Pública, no ingresan médicos a la división. Eran 13 pero ahora son tres los que deben encargarse de controlar a todos los servicios de salud que hay en el país, según sostuvo Laura Ross -una de las fiscalizadoras- en su comparecencia en la Comisión de Salud de Diputados el pasado miércoles. Eso se debe a una deserción de 77% de esos profesionales, según datos entregados a los legisladores y a los que accedió El Observador.

Se trata de una problemática extendida en todo el departamento desde que fue creado. En 2009 ingresaron 41 profesionales (13 médicos, 10 licenciados en enfermería y 18 químicos, ingenieros químicos, químicos farmacéuticos e ingenieros en alimentos). Hoy son 25 en total, pero una química farmacéutica que renunció se retira en diciembre de este año, por lo que serán 24.
"Entre los llamados realizados en 2009, 2010 y 2014 ingresaron 53 personas. Increíblemente la deserción global en la división fiscalización es de 53%", sostuvo Ross.

Esa división es la encargada de fiscalizar todos los servicios de salud, la industria farmacéutica, la de productos médicos, la industria alimentaria, de cosméticos y la de domisanitarios. También atiende todas las denuncias que se presentan ante el MSP por irregularidades o porque se ven comprometidos aspectos sanitarios. Para todas esas actividades tienen 24 inspectores.
"Vinimos a transmitir nuestra preocupación respecto a que prácticamente es imposible fiscalizar y supervisar cómo están llegando los alimentos a nuestras casas, cómo están funcionando los servicios de salud, cómo es la calidad de los medicamentos", agregó.

Los trabajadores del departamento aseguran que ello se debe a que son cargos de alta dedicación, de 40 horas semanales, con incompatibilidad de funciones, lo que no les permite trabajar en el ámbito privado. A su vez asumen que esas condiciones "no están remuneradas", dijo otro de los fiscalizadores, Zelmar Mendía.

Una auditoría realizada en 2013 por el Ministerio de Economía y Finanzas, que evaluó la División Fiscalización del MSP, concluyó que "la estrategia, políticas y procedimientos utilizados, no garantizan una gestión de riesgos, que elimine, disminuya o prevenga a tiempo los impactos negativos en la salud".

"Las inspecciones no abarcan el universo de los servicios de salud y carecen de oportunidades en su ejecución. Asimismo la inexistencia de seguimientos continuos en las instituciones ya habilitadas no permite garantizar que las mismas conserven las condiciones adecuadas". En 2015, el mismo organismo realizó otra auditoría sobre las metas asistenciales propuestas por el Ministerio de Salud Pública hacia las instituciones. A cambio de su cumplimiento, el ministerio les da una suma de dinero. En las conclusiones establece que el Departamento de control de prestadores "se concentra en el procedimiento para realizar el pago en tiempo y forma a los Prestadores de Servicios de Salud y no ha implementado controles para asegurar el cumplimiento de las metas asistenciales".
"Quiere decir que se paga pero no se controla absolutamente nada", indicó Ross. l

Populares de la sección