Muere Adnan Khashoggi, famoso traficante de armas

Fue símbolo de toda una época y estuvo preso en EEUU
El multimillonario saudita Adnan Khashoggi, quien amasó una inmensa fortuna como mediador en las ventas de armas entre Occidente y Oriente Medio en las décadas de 1970 y 1980, murió el pasado martes en el hospital de St. Thomas, en Londres, después de una prolongada convalescencia.

La noticia de su muerte fue confirmada por su amigo y biógrafo, Roberto Tumbarello, al diario italiano Corriere Della Sera.

Khashoggi, quien en julio hubiera cumplido 82 años, fue durante años el intermediario de lucrativos contratos de armas que implicaban en particular a la compañía estadounidense Lockheed.

Adnan Khashoggi había nacido en La Meca, donde su padre era uno de los médicos de la familia real saudita. Se graduó en Economía en la prestigiosa Universidad de Stanford, en California, Estados Unidos.
Su actividad empresarial le hizo conocer a personas influyentes de todo el planeta, entre ellas importantes operadores financieros, príncipes, reyes y presidentes de gobierno, como el exmandatario estadounidense Richard Nixon o el propio rey Juan Carlos de España.

Entre las décadas de 1970 y 1980 llegó a ser considerado el hombre más rico del mundo, con una fortuna que en ese momento había sido estimada en más de US$ 40.000 millones. De la misma manera en que había conseguido un meteórico ascenso, después llegaría su caída, en la que influyeron diversos escándalos y también de forma determinante su encarcelamiento en Estados Unidos.

En ese país, el millonario saudita terminó en la cárcel por ayudar a su amigo Ferdinand Marcos, el exdictador filipino, a esconder cerca de US$ 100 millones que había robado de las arcas públicas de su país cuando se exilió en Hawái con su esposa, Imelda Marcos, en el año 1986.

A pesar de que resultaría absuelto por un tribunal estadounidense, su inactividad obligatoria fue aprovechada por otros hombres de negocios árabes para dejarlo fuera de circulación en un mercado donde se manejaba a sus anchas y que conocía muy bien.

Desde hace algunos años, Kashoggi había abandonado prácticamente sus actividades públicas a causa de sus graves problemas cardíacos.

El año pasado su estado de salud se agravó luego de sufrir un derrame cerebral que le obligó a permanecer en silla de ruedas.

Tuvo dos mujeres: la primera fue la inglesa Sandra Daly, que adoptó al casarse el nombre de Soraya y con la que tuvo cuatro hijos: Nabila, Mohamed, Omar y Khaled Hussein.

Después se casó, también por el rito musulmán, con la italiana Laura Biancolini, que se convirtió al islam bajo el nombre de Lamia y con quien tuvo a su hijo Alí.

Fuente: El Observador y Agencias

Populares de la sección