Mujica: "Atrás de Maduro hay un ejército medio chavista"

El expresidente opinó sobre el panorama internacional y dijo que la destitución de Dilma Rousseff fue un "golpe parlamentario"
El expresidente y actual senador, José Mujica, dijo durante una entrevista en CNN que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, "se puso el casco" y que detrás suyo "hay un ejército medio chavista" que podría "atropellar" para quedarse con el poder.

"(Maduro) se puso el casco. No sé lo que va a pasar pero yo no doy manija porque atrás de Maduro hay un ejército medio chavista. ¿Qué quieren? ¿Que atropellen y se quede con el poder el ejército? Por más chavista o de izquierda que sea el ejército, no deja de ser un ejército y a mí no me gusta que en un país mande el ejército", opinó Mujica al ser consultado sobre la situación que atraviesa el país latinoamericano.

Consultado sobre la posibilidad de que este "atropello" del ejército chavista suceda, Mujica dijo que "puede pasar" pero que la única salida que tiene Venezuela es "esperar".

"Yo aprendí una lección, no meterse de afuera. Cada vez que se meten de afuera queda peor. Fue Afganistán, Irak, Libia (...) Venezuela se va a ir arreglando. Se va a tener que arreglar", opinó y agregó que "en algún momento" el gobierno y la oposición "van a tener que negociar".

Siguiendo con el panorama internacional, Mujica habló también sobre la situación en Brasil, país al que caracterizó como "enfermo de esperanza".

"Creo que Brasil está sufriendo algo medio general que está pasando en el mundo, no solo en América Latina, el péndulo oscila demasiado hacia la derecha, el péndulo de la historia. Espero que no llegue al punto de arranque de la otra oscilación, que quede un capital acumulado de lo que ha sido el esfuerzo de estos años", manifestó.

Asimismo, Mujica opinó que la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff se trató de un "golpe parlamentario" y comparó a Rousseff con la canciller alemana, Ángela Merkel.

"Ahí hubo dos cosas: gente opositora que perdió las elecciones y vio la oportunidad, y hubo también errores. Creo que Dilma cayó un poco en la ortodoxia económica y quiso arreglar una situación crítica por la vía clásica, una pequeña Merkel, ajuste, ajuste, ajuste. Y perdió el apoyo de la gente que tenía más al lado, los trabajadores, los sindicatos, todo", expresó.


Populares de la sección