Mujica sobre Brasil: "Hemos visto la consumación de un golpe de Estado que estaba anunciado"

Vea la carta que el expresidente Lula da Silva le envió al senador por la situación de Rousseff
Fuera Temer!". "¡Qué vuelva Dilma!". Los gritos se colaron en el lanzamiento en la sede del PIT-CNT de la Jornada Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo organizada por centrales sindicales y organizaciones sociales de todo Latinoamérica. El evento se transformó, en pocas horas, en un acto de repudio a la destitución de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. La bandera de Brasil decoraba la mesa de oradores, entre los que se encontraban el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, y el senador José Mujica. "A esta mujer la están condenando por no estar en un hecho de corrupción", dijo el expresidente, que fue ovacionado por los asistentes.

Durante su discurso, remarcó que la destitución de Rousseff es un golpe de Estado. "Hemos visto la consumación de un golpe de Estado que estaba anunciado desde hacía rato. Esto estaba decidido y se montó un escensario a los efectos de embaucar a la opinión pública, pero desde el primer momento esto estaba decidido. Es un golpe de Estado y si no es un golpe de Estado, es como si lo fuera", insistió.
El expresidente, quien mantuvo una cercana relación con Rousseff durante su gobierno, señaló que "la lucha por Brasil no es solo una cuestión de solidaridad, es una cuestión de interés latinoamericano".
"Esta lucha de Brasil es nuestra. La vamos a acompañar", sentenció, y dijo que la oposición de Rousseff en Brasil "no se la va a llevar gratis, para ellos tampoco va a ser sencillo".
Para el expresidente, "la región queda malherida".

"Pierde capacidad diplomática de incidir en el peso del mundo, lo mejor para ser dominado es estar bien dividido. Los que son débiles tienen que tratar de juntarse y tener políticas comunes", dijo a la prensa tras su discurso.

El senador del MPP acusó a la oposición brasileña de hacerle "pagar los platos rotos" a Rousseff . "La corrupción cubre a todos los partidos políticos por igual, menos a la presidenta", señaló.
Muchos de quienes lo escuchaban eran brasileños pertenecientes a movimientos sindicales o sociales, que habían venido a participar del lanzamiento de la jornada, que quedó en un segundo plano una vez conocida la noticia de la destitución de la presidenta de Brasil.

Las pancartas a favor de la hoy exmandataria brasileña y en contra del actual presidente de Brasil, Michel Temer, decoraban parte de la sala principal de la sede del PIT-CNT. "Golpe machista, misógino, homofóbico, racista y clasista", se podía leer en una de ellas.

Su secretario general, Marcelo Abdala, llamó a los uruguayos a movilizarse el próximo 4 de noviembre en "solidaridad" con el pueblo de Brasil (ver arriba) y recalcó que el acto fue realizado, más allá de la jornada, "en solidaridad con el hermano pueblo de Brasil contra el abyecto golpe de Estado".

"Nos duele América Latina. Resulta que un pueblo votó una presidencia y un programa y va a haber un presidente no electo por el pueblo vaya a saber con qué programa. Nada es suficiente desde el punto de vista de la solidaridad para revertir esta situación", sostuvo.


Embed

Lula a Mujica: "Dilma es una mujer íntegra"

Cinco días antes de que el Senado brasileño votara a favor de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva envió una carta al senador y exmandatario uruguayo José Mujica, en la que le relataba cómo estaba viviendo la situación. "Durante todo el año 2015, (los integrantes de la oposición)torpedearon de manera sistemática los esfuerzos del gobierno para redefinir la política económica en el sentido de resistir el creciente impacto de la crisis internacional (...). Crearon un clima artificial de callejón sin salida político e institucional, con efectos profundamente dañosos sobre la vida del país, contaminando el ambiente de negocios, dejando inseguros a productores y consumidores, constriñendo las decisiones de inversión", indica Lula en la carta dirigida a Mujica, que comienza con un "querido amigo". El expresidente del país vecino afirma que Rousseff "es una mujer íntegra, cuya honradez personal y pública es reconocida incluso por sus adversarios más reñidos".

"Nada en su acción gubernamental puede justificar, ni tan siquiera remotamente, un proceso de anulación del mandato que el pueblo brasileño libremente le concedió. La Constitución brasileña es categórica en ese sentido: sin la existencia de crimen responsabilidad no puede haber impeachment", argumentó Lula. Esa oración fue subrayada por el expresidente uruguayo.

Varias figuras del gobierno y del Frente Amplio expresaron esta tarde en la red social Twitter su indignación por la destitución de Rousseff de la presidencia de Brasil. Uno de los primeros en reaccionar fue el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

Embed

También se manifestaron otros dirigentes políticos y sectores:


Embed

Embed


Embed


Embed


Embed

A nivel internacional, el presidente de Ecuador Rafael Correa fue uno de los primeros en repudiar la destitución.

Embed

Embed

Embed

La carta de Lula a Mujica





Populares de la sección