Mujica: del "adiós Almagro" al "loco como una cabra"

En un mismo día, el expresidente pasó de cuestionar a su excanciller a apoyarlo en la disputa con Maduro

El enfrentamiento dialéctico entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, que intercambiaron acusaciones de "traidor" y "dictadorzuelo", llegó a un elevado punto de tensión que generó ayer reacciones en dirigentes del Frente Amplio.

Maduro CIA

El gobernante venezolano dijo que Almagro "es un traidor hace tiempo" y que fue agente de la CIA. "Yo sé todo, lo conozco muy bien, sé sus secretos, así que Almagro, a ti, ni te ignoro", dijo. Almagro retrucó en una dura carta, acusando a Maduro de traición: "Tú sí lo eres, presidente, traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", afirmó.

"Debes devolverle a la Asamblea Nacional su legítimo poder, porque el mismo emana del pueblo, debes devolver al pueblo la decisión sobre su futuro", subrayó Almagro, al reclamar que Maduro acepte el referéndum revocatorio, para el cual la oposición juntó más de 2 millones de firmas.

Indicó que negar esa posibilidad lo convertirá en un "dictadorzuelo más".

Lea también: Radicalización transforma a Venezuela en una olla a presión

almagro maduro

Ese intercambio llevó ayer al expresidente uruguayo José Mujica a cuestionar a su excanciller y defender la postura de Venezuela. "Ya fui claro en su momento y hablé una vez. No tengo que andar repitiendo todos los días. Se acabó, adiós Almagro", dijo Mujica ayer en la mañana. Ya en noviembre pasado se había distanciado del actual secretario general de la OEA. "Tampoco voy a repetir lo que dice Maduro", indicó.

"Que los venezolanos se arreglen entre ellos. No nos metamos de afuera a intentar arreglar lo que no pueden arreglar ellos. Me parece que ese es el problema. Desde ese punto de vista me embarco en la vieja bandera del doctor Herrera, no solo para Venezuela, para todos lados. No al intervencionismo", aseguró en una rueda de prensa.

En la tarde, sin embargo, al hablar en Las Piedras con Canal 10 dio una visión matizada del tema: dijo que Almagro "no es ningún traidor" sino "un abogado esclavo del derecho". "Yo discrepo con Almagro en algunas cosas, pero discrepo también con Maduro en ese juicio", dijo. Agregó que en Venezuela "están todos locos y así no van a arreglar nada". Dijo que la CIA no tiene "nada que ver" y subrayó que en Venezuela están "pasados de rosca".

"A Maduro le tengo gran respeto, pero eso no equivale a que no le diga 'estás loco, estás loco como una cabra'", agregó el expresidente.

Almagro fue canciller en el gobierno de Mujica, quien impulsó su candidatura a la OEA. En las últimas elecciones, fue electo senador por el Movimiento de Participación Popular, sector liderado por Mujica. Sus críticas al régimen de Venezuela ya tienen meses y le han costado duros golpes desde ese sector político, donde se ha manejado hasta el extremo de expulsarlo del sector.

El senador del MPP Ernesto Agazzi dijo a El Observador que una decisión de ese tipo no se tomará hasta que Almagro venga a Uruguay y haga sus descargos en el sector.

Esta discusión ocurría mientras en Caracas una marcha de la oposición que pedía activar el revocatorio para convocar a elecciones era reprimida con gases lacrimógenos. Además, Maduro pasó a gobernar con poderes plenos que él mismo se otorgó por decreto (ver página 3).

En casa

almagro y mujica

En el Frente Amplio siguen de cerca la situación planteada y las lecturas son distintas. El senador Leonardo de León (lista 711) entiende que el intercambio entre Maduro y Almagro no le hace bien a la región. Opinó que en Venezuela se dan las condiciones democráticas que permitieron realizar las elecciones parlamentarias de diciembre.

A De León le llamó la atención "el planteo y los términos" de la carta que ayer el excanciller uruguayo le envió a Maduro.

El socialista Yerú Pardiñas dijo que "no tiene sentido" ponerse de un lado u otro. "Venezuela necesita tranquilidad política y salir del entrampe económico. Almagro no puede tener ese tipo de enfrentamiento con un presidente. Pero también es cierto que Almagro, como secretario general de la OEA, debe llevar adelante determinadas acciones que tal vez no le gusten a Maduro y piensen que es a favor de otros países", sostuvo.

A título personal, la senadora Daniela Payssé (Frente Liber Seregni) comentó a El Observador que Almagro "tiene obligaciones institucionales y trabaja en ese marco".

Dijo que le merece respeto el cargo que desempeña y no tiene objeciones de su gestión. También opinó que "el estilo" del presidente Maduro no es el que le gusta.

El líder de su sector, el FLS, Danilo Astori, había respaldado a Almagro en noviembre, cuando el secretario de la OEA había cuestionado en una carta la situación que se vive en Venezuela. En ese momento, Mujica ya había marcado distancia de Almagro.


Populares de la sección

Comentarios