Mujica y Astori buscan reeditar superbloque para blindar Rendición de Cuentas

El recorte en los gastos de educación divide al Frente Amplio
"Un inesperado superbloque fortalece la unidad del Frente Amplio", fue el título de una nota publicada en El Observador el 19 de octubre de 2015 en la que se informaba sobre un acuerdo entre el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Frente Líber Seregni (FLS) para aprobar el Presupuesto Nacional sin demasiados dramas.

En mayo pasado, dirigentes de ambos sectores admitieron de la pervivencia de ese acuerdo político con el fin de forjar una Rendición de Cuentas que reflejara las dificultades económicas por las que atraviesa el país.

Ese "superbloque" es el que por estas horas tratan de mantener en pie el ministro de Economía, Danilo Astori (FLS) y el líder del MPP, José Mujica, para salvar el trance que amenaza con generar divisiones en la bancada parlamentaria de la izquierda. Los diputados del Frente Amplio deberán resolver hoy o mañana si deciden votar la Rendición de Cuentas con los recortes en la educación estipulados por el Poder Ejecutivo y le dejan al Senado la última palabra sobre el asunto.

Esa es la solución que abordan por estas horas algunas de las principales figuras del MPP y del FLS aunque el tiempo que tienen para negociar es más bien escaso. Fuentes políticas dijeron a El Observador que el MPP pide a cambio de sus votos la promesa de que la Rendición de Cuentas que se votarará el año que viene para el ejercicio 2018 recoja el reclamo de sus diputados sobre los gastos sociales.

Por otra parte, la bancada del Partido Nacional le presentará hoy al FA una propuesta de reasignación de recursos para tratar de impedir que se concreten los recortes educativos, anunció Jorge Gandini (Alianza Nacional).

Contactos

Ayer se sucedieron y hoy se sucederán una serie de reuniones de cada grupo del Frente Amplio por separado, y en esta jornada la bancada en su conjunto tiene previsto encontrarse nuevamente para empezar a definir qué actitud asumen ante el recorte de unos US$ 50 millones previstos en el Inau, la Anep y la Udelar dispuesto por el Poder Ejecutivo.

El lunes 25, el prosecretario de la presidencia, Juan Andrés Roballo, transmitió a los diputados de la izquierda que el presidente Tabaré Vázquez no está de acuerdo con implantar más impuestos y, en todo caso, sólo aceptará una reasignación de recursos moderada. Ayer martes, la mayoría de los sectores del Frente Amplio –todos menos el FLS- reiteraron su postura tendiente a evitar el recorte, consideraron prudente no realizar declaraciones públicas, y decidieron negociar hasta último momento.

Está previsto que la Rendición de Cuentas comience a ser votada en comisión mañana jueves 28. El Plenario de la Cámara de Diputados tiene plazo hasta el jueves 4 de agosto a la medianoche para votar todo el articulado.

Luego pasará al Senado que deberá refrendar o modificar lo votado en un plazo no mayor a 45 días. En la Cámara Alta no tienen representantes la Liga Federal y el Partido de la Victoria del Pueblo (PVP) dos de los sectores que mayores críticas le han realizado al proyecto del Poder Ejecutivo.
Como fue dicho, la mayoría de los sectores del FA manifestaron que están dispuestos a rechazar ese artículo de la Rendición de Cuentas si no es modificado.

Pero si el MPP se aviene a aprobarlo tal como viene del Ejecutivo, el sector de Mujica y el de Astori conformarían una mayoría que obligará al resto de los grupos a reclamar libertad de acción si pretenden desacatar lo resuelto por la bancada. Esa actitud rebelde fue asumida por la Liga Federal en el Presupuesto votado en 2016 cuando echó por tierra los artículos que trasladaba la Policía Caminera a la órbita de la Guardia Republicana y reducían las vacantes en las Fuerzas Armadas.

Fuentes del MPP dijeron a El Observador que la senadora Lucía Topolansky es uno de los dirigentes que está intentando zurcir las diferencias existentes entre el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio. El ministro Astori y Rafael Michelini (FLS) -coordinador de la bancada de senadores del Frente Amplio- también están al tanto de las conversaciones.

Cuando comenzó a ser discutida la Rendición de Cuentas, el expresidente Mujica advirtió: "Son momentos en los que hay que extremar la estabilidad del país. Me parece que la cosa más importante, no por el Frente sino por el propio país, es que se tenga la sensación de que hay un gobierno que tiene un rumbo, que gustará o no gustará, pero que es definido. Porque lo peor es el vacio en circunstancias difíciles. Lo mejor es tratar de mantener lo logrado".

Hasta el momento, los diputados del FA han logrado que Vázquez no aplique -como tenía previsto- el aumento del IRPF a los salarios menores a $50 mil pesos nominales.
También, a impulsos de la Liga Federal, fueron apartadas del texto de la Rendición de Cuentas los artículos que le otorgaban nuevos poderes a la Dirección Nacional de Casinos.


Populares de la sección

Acerca del autor