Mujica y Astori recrean el "superbloque" parlamentario en la Rendición de Cuentas

EL MPP y el FLS se comprometen a respaldar lo que decida Tabaré Vázquez
Aunque todavía no está definido qué áreas del Estado padecerán recortes y cuáles serán reforzadas, los sectores mayoritarios del Frente Amplio ya decidieron que apoyarán a rajatabla al presidente Tabaré Vázquez en la próxima Rendición de Cuentas y reeditarán el "superbloque" que permitió aprobar el pasado Presupuesto con cambios mínimos.

Esa conjunción de actitudes tuvo y tendrá como protagonistas principales al Movimiento de Participación Popular (MPP) de José Mujica y al Frente Líber Seregni (FLS) de Danilo Astori, las fuerzas con más peso dentro del gobierno de la izquierda.

. "Nosotros sectorialmente vamos a acompañar inequívocamente las decisiones que tome el presidente (Vázquez). Lo que el presidente entienda que necesite lo vamos a acompañar", declaró ayer Mujica y aseguró que brindará ese apoyo aunque incluya la aprobación de recortes en algunas áreas.

"Son momentos en los que hay que extremar la estabilidad del país. Me parece que la cosa más importante, no por el Frente sino por el propio país, es que se tenga la sensación de que hay un gobierno que tiene un rumbo, que gustará o no gustará, pero que es definido. Porque lo peor es el vacio en circunstancias difíciles. Yo creo que la coyuntura económica es adversa, es enredada, pero va a pasar naturalmente y lo mejor es tratar de mantener lo logrado", agregó Mujica.

El líder del MPP dijo que no habló de este tema con el ministro Astori, pero en el FLS estiman que no es necesario y que ambos sectores hace ya tiempo que dejaron de ser los polos de la izquierda.
Fuentes de ese grupo coincidieron en que las discusiones se han dado mayormente por discrepar en las herramientas de gestión de gobierno y no por el fin en sí mismo.

"En el actual gobierno, en los temas programáticos de fondosiempre ha habido acuerdo (entre el MPP y el FLS) y en los coyunturales de peso también. Prueba de ello es como se articuló conjuntamente la aprobación del último presupuesto de gobierno", dijo a El Observador uno de los principales operadores del FLS.

Antecedentes.
Durante la discusión del Presupuesto a finales del año pasado, esa conjunción de intereses alcanzó para que en el Parlamento solamente fueran reorientados US$ 16,6 millones del aumento de US$ 470 millones dispuestos por el Poder Ejecutivo.

En esa oportunidad, acompañados muchas veces por la lista 711 de Raúl Sendic, mujiquistas y astoristas se unieron en asuntos tales como los contratos del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y el dinero para fortificar el Sistema Nacional de Cuidados, el pasaje de la Policía Caminera a la Guardia Republicana y la reducción de 50% de las vacantes de las Fuerzas Armadas (estas dos últimas propuestas fueron rechazadas por la rebelión de los diputados de la Liga Federal y de Victor Semproni).
. Aquella ley presupuestal dispersó el, hasta entonces, tradicional bloque integrado por el MPP, la lista 711, los "ortodoxos" del Partido Socialista (PS) y el Partido Comunista (PC). En el resto del Frente Amplio, se observa con expectativa la redacción de la Rendición de Cuentas que el Poder Ejecutivo tiene plazo hasta el 30 de junio para enviar al Parlamento.

Por ejemplo, el diputado de la lista 711 Felipe Carballo dijo a El Observador que su sector estará atento para que no sean recortadas ninguna de las políticas sociales del gobierno.
El grupo liderado por el vicepresidente Sendic también quiere que sean revisadas algunas de las exoneraciones impositivas a empresas votadas en la crisis del 2002. "Nosotros no damos ningún apoyo por adelantado", advirtió Carballo.

Populares de la sección