Muñoz en la interpelación: "Nosotros no hacemos demagogia con la educación"

La ministra reconoció "problemas edilicios": "hay locales que dan vergüenza, subrayó. No obstante, dijo que se trabaja en la construcción de nuevos centros ampliación de otros.

La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, es interpelada este miércoles desde las 10 horas en la Cámara de Diputados, por parte de la diputada del Partido Nacional, Graciela Bianchi. La sesión tuvo un comienzo tenso por las acusaciones directas de la legisladora, quien aseguró que la secretaria de Estado cree tener "patente de corso" y lleva adelante una forma de conducción ofensiva. Bianchi también acusó al presidente del Codicen, Wilson Netto, de ser un "mediocre" profesor de física que llegó a su cargo por "viveza criolla". También le pidió a Muñoz que deje de decir "hubieron" en sus discursos, y cuestionó que la jerarca no sea docente ni tenga formación en educación.

interpelación Muñoz

En la sala se escucharon gritos y murmullos reprobatorios por parte de legisladores del Frente Amplio cada vez que Bianchi aludió de forma directa a figuras del gobierno y de la izquierda. El presidente de la Cámara de Representantes, Gerardo Amarilla, tuvo que llamar la atención de los legisladores y poner orden en sala para que continúe la sesión.

Bianchi comenzó la interpelación repasando la gestión de la coalición de izquierda, a quien acusó de ser responsable de los resultados negativos en educación. También acusó a los sindicatos que dejaron de lado la "independencia de clase".

Para la diputada Bianchi, la educación no está "estancada", sino "en caída libre".

interpelación Muñoz

"En forma sistemática tomamos conocimiento de los magros resultados académicos, la alta deserción y repetición, en mediciones realizadas a nivel nacional e internacional. Asimismo se plantean graves problemas de gestión que se manifiestan en conflictos institucionales que quebrantan el tejido institucional", se afirma en la moción de la oposición.

La diputada cuestionó duramente a Muñoz. "Para hacer mandados puede ser, ahora para ser ministro de educación, no da la talla", afirmó Bianchi.

Bianchi convocó a Muñoz para pedir explicaciones por el cambio de autoridades en el Ministerio de Educación y Cultura, la relación del gobierno y los organismos de la educación con los gremios docentes, y los avances del anunciado cambio en el ADN de la educación.

La respuesta


María Julia Muñoz

Al iniciar su oratoria, Muñoz dijo que no llegó para "ocultar los problemas" que padece la educación.
"Sabemos que hay problemas edilicios, hay locales que nos dan vergüenza", dijo la ministra. Pero agregó: "Este gobierno tiene un compromiso irrenunciable con la educación como un derecho humano".

Muñoz señaló que los esfuerzos del gobierno "se han centrado" en "los aprendizajes" y destacó los "fuertes incrementos de las partidas presupuestales". Muñoz resaltó el aumento que han tenidos los sueldos docentes, aunque reconoció que están "por debajo" de lo que quieren los trabajadores y el propio gobierno.

"Como esperamos demostrar, no todo está mal en la educación. No lo dicen ni la realidad ni los datos", subrayó al tiempo que dijo que el gobierno no hace demagogia con la educación.

"Nosotros no hacemos demagogia con la educación. Asumimos con seriedad el compromiso de transformarla".

Muñoz afirmó además que "es desleal e intelectualmente deshonesto" decir que se dio plata a la educación porque sobraba. Además dijo que el Estado apoya a la educación privada "con una fuerte renuncia fiscal" del entorno de los US$ 200 millones.

La secretaria de Estado defendió a Netto, cuestionado al inicio de la interpelación por Bianchi.


"Netto es una figura imprescindible y tiene el apoyo del gobierno", afirmó.












Populares de la sección