Murió Elie Wiesel, premio Nobel y sobreviviente del Holocausto

El escritor confrontó a Rumanía con su pasado nazi


Los judíos de Rumanía lloraban este domingo la muerte del premio Nobel de la paz Elie Wiesel, superviviente del Holocausto oriundo de ese país que trabajó para que Bucarest reconociera su responsabilidad en ese oscuro capítulo de la Historia.

"Lamentamos muchísimo la muerte de Elie Wiesel, un hombre que nos legó el deber de preservar la memoria del Holocausto y de vigilar para que esta tragedia no vuelva a producirse", declaró el presidente de la Federación de Comunidades judías de Rumanía, Aurel Vainer.

"Fue gracias a su trabajo que Rumanía proclamó en 2004 un Día Internacional del Holocausto, marcado todos los años el 9 de octubre", fecha en la que comenzó la deportación de judíos comandada por el mariscal pronazi rumano Ion Antonescu en 1941 en la región de Transdniestria (controlada en la época por Rumanía).

En 2003, tras la ola de indignación internacional provocada por declaraciones del expresidente rumano Ion Iliescu relativizando el Holocausto, Bucarest decidió poner en marcha una comisión internacional de expertos para esclarecer el papel (negado hasta el momento) de Rumanía en la exterminación de judíos durante el nazismo. Elie Wiesel sería nombrado presidente de esa comisión.

Según el informe resultante publicado en 2004 y validado por Bucarest, entre 280.00 y 380.000 judíos rumanos y ucranianos murieron bajo el régimen de Antonescu entre 1940 y 1944 en territorios controlados por Rumanía.

"Elie Wiesel se involucró mucho en esta comisión y trabajó para que concluyese con un consenso sobre numerosos puntos", explicó Vainer.

"Yo nací en Rumanía y había leído todo lo que concierne al Holocausto. Sin embargo, ignoraba lo ocurrido en Transnistria. No sabía que había habido tanta brutalidad nacida exclusivamente del antisemitismo", confesó Wiesel en 2004, tras la publicación del informe.

Nacido en 1928 en Sighet, Rumanía (Transilvania en aquella época) en una familia modesta, Wiesel fue deportado a los 15 años al campo de Auschwitz-Birkenau, en Polonia, ocupada por Alemania, donde su madre y su hermana menor fueron asesinadas. Su padre murió en el campo de Buchenwald (Alemania) al que fueron transferidos.

En su primera novela, La noche (1958), Wiesel relataría sus recuerdos de niño deportado.

Una gran pérdida

"Es una gran pérdida no solo para la comunidad judía, sino para toda la humanidad", aseguró a la Liviu Beris, otro superviviente del Holocausto que trabajó con Wiesel en la comisión de expertos.

Según Beris, Wiesel, miembro de la Academia rumana desde 1996, jamás olvidó su ciudad natal y ni a la gente que marcó su infancia. En Sighet, la casa en la que nació fue convertida en 2002 en lugar de memoria del Holocausto.

El premio Nobel de la paz visitó Rumanía por última vez ese año, cuando fue condecorado por Iliescu por su labor de "promoción de la paz".

Dos años más tarde, devolvió la medalla al exjefe de Estado en denuncia por la decisión de este último de condecorar también a dos "antisemitas y negacionistas reconocidos", el poeta y líder de la extrema derecha Corneliu Vadim Tudor, y el historiador Gheorghe Buzatu.

"Con la desaparición de Elie Wiesel hemos perdido una de las voces más fuertes contra el olvido y el negacionismo", afirmó el presidente rumano Klaus Iohannis en un comunicado.


Fuente: AFP

Populares de la sección