Murió otro taxista y hay nuevo paro general en el transporte

La Unott convocó a una paralización de 24 horas desde esta madrugada
A menos de una semana de que el transporte público parara por 24 horas por la muerte de un taxista, la Unión de Obreros y Trabadores del Transporte (Unott) y el sindicato de taxistas (Suatt) volvieron a convocar ayer a la misma medida, por la muerte de otro taximetrista.

La noticia surgió en medio de una serie de reclamos sindicales, trabajo a reglamento y movilizaciones de taxistas por demandas de mejoras en la seguridad. De inmediato, el SUATT resolvió convocar a un nuevo paro por 24 horas. Los ómnibus urbanos y suburbanos también se sumaron a la medida desde la madrugada hasta esta noche, así como los intedepartamentales y servicios internacionales, según dijo a El Observador el dirigente Oilcar Camaño, secretario general del sindicato de Copsa.

Cutcsa anunció en su cuenta de Twitter que, como ocurre cuando la Unott convoca a este tipo de medidas, dispondrá de un servicio de emergencia, al igual que lo hará Copsa con los servicios suburbanos.

El trabajador muerto había sido baleado a fines de febrero en el barrio La Boyada y estaba internado en estado grave en el CTI de la Asociación Española.

El sindicato de taxistas ha venido sosteniendo una serie de enfrentamientos con la Patronal liderada por Oscar Dourado, y también con el Ministerio del Interior, a quien acusa de querer "esconder algo" por no haberlo convocado a la firma del acuerdo de medidas de seguridad que ambas partes celebraron hace algunos días. Ese acuerdo fue firmado un día después de la muerte de otro trabajador.

La gremial de propietarios y el ministro Eduardo Bonomi acordaron instalar un botón de pánico en los taxímetros, que enviará una señal directamente al Centro de Comando Unificado (CCU), donde la Policía recibe las emergencias. Pero además se consideró una vez más la idea de retirar el dinero de los móviles.

El sindicato cree que todas esas medidas pueden servir pero no son las que consideran más efectivas. "Rechazamos el acuerdo porque nosotros, que sufrimos el problema en carne propia, no concebimos que haya una salida sin los trabajadores. Y hacer la reunión a la hora del sepelio del compañero es hacerla a la hora que no podemos ir. Fue exprofeso. Y también es evidente que si bien nosotros dirigimos nuestro conflicto hacia la intendencia, que es el órgano que regula el transporte, entendemos que el ministro (Bonomi) nos sale al cruce por algo", dijo el dirigente Ernesto Barrios a El Observador TV.

La solución

Los taxistas aseguran que las estadísticas indica que desde el año 2000, de los 12 asesinatos de trabajadores en Montevideo, 10 ocurrieron desde el exterior de los vehículos. Y por eso piden como medida principal que se blinde el parabrisas, el vidrio del conductor y el del acompañante. Pero no reclaman un blindaje total, sino uno que no signifique un costo imposible de afrontar, dijo en la entrevista el dirigente Ari Wiederman.

"Para considerarse blindado, el vidrio debe resistir tres impactos de bala a cinco metros de distancia tres veces. No es lo que planteamos. Estamos haciendo averiguaciones para cosas intermedias más económicas y fáciles de colocar. Pero el objetivo es asegurar al chofer dentro del habitáculo delantero para que en ataques desde afuera se evite que la bala pase o se minimice su efecto", indicó.
Los sindicalistas aseguran que tienen una plataforma reivindicativa con medidas de seguridad desde hace 20 años y consideran que el tema no es tratado como corresponde. "Si alguien pone por delante la seguridad somos nosotros. No incluirnos no es serio y es evidente que hay algo que esconder y no sabemos qué es", dijo Barrios.

Los gremialistas cuestionaron además las acusaciones realizadas por Dourado en el programa Fuentes Confiables de radio Universal. Allí dijo que un grupo de 40 sindicalistas salía por las noches a amenazar y romper parabrisas de aquellos conductores que no respetaban la medida de paro en la madrugada. Wiederman consideró "un disparate" dichas expresiones.

Populares de la sección