Murro cuestionó doble discurso del comercio en pautas salariales

Cámaras empresariales no tienen una visión unánime sobre impacto de los cambios
Con el telón de fondo de cambios a los lineamientos para la negociación salarial y los cuestionamientos que la Cámara de Comercio y Servicios se encargó de poner rápidamente en la agenda pública, el Consejo Superior Tripartito (que integran empresarios, trabajadores y gobierno) volvió a sesionar ayer para despejar dudas e informar sobre las nuevas reglas de juego para los 109 mesas de negociación que comenzarán a negociar la próxima semana.

La reunión se desarrolló en "muy buenos términos", relató el propio ministro de Trabajo, Ernesto Murro, a la prensa, aunque también hubo algunos chisporroteos y cobro de facturas por parte del sector empresarial. El Ejecutivo rebatió las críticas de la gremial de comercio y le recordó casos de mesas de negociación de su rubro que firmaron convenios por encima de los lineamientos que estaban vigentes.

De todas formas, en líneas generales, hubo consenso entre las partes en dar "un rápido comienzo" a las distintas mesas de negociación, para que un plazo no mayor a 90 días puedan estar firmados los nuevos convenios, salvo que empresarios y trabajadores acuerden pedir una prórroga. Según relataron fuentes del sector empresarial a El Observador, también quedó claro que "cada grupo" de negociación tendrá libertad para firmar convenios a uno, dos o tres años. "La idea es darle autonomía y no atarle la mano a todos los sectores por igual", explicó.

La Cámara de Comercio y Servicios volvió a dejar en claro ayer que no compartía los cambios en los lineamientos, decididos por el presidente Tabaré Vázquez tras reunirse con la cúpula del PIT-CNT.
Asimismo, criticó la forma en cómo el sector empresarial se enteró de las modificaciones que por carta Vázquez comunicó a la central sindical. Para esa gremial, el ámbito para comunicar esos cambios era el Consejo Superior Tripartito. Tampoco consideró "justo" que luego que de dos etapas de negociación dentro de la sexta ronda de consejos de salarios con una pauta, ahora se "cambian las reglas de juego" para las mesas que arranquen en el segundo semestre de 2016.

Murro respondió

Luego de culminada la sesión del Consejo Tripartito, Murro dialogó con la prensa sobre los cuestionamientos que realizó la Cámara de Comercio, que acusó al gobierno de contemplar solo las aspiraciones de los trabajadores, y dejar de lado las preocupaciones de los empresarios en momentos donde la economía no atraviesa por su mejor momento.

"Este gobierno es respetuoso de las opiniones. Cuando tenemos planteo por escrito, lo analizamos y damos las respuestas que corresponde. Hemos analizado el comunicado de la Cámara de Comercio y también la escuchamos hoy (por ayer), (pero) también es cierto que hay datos de la realidad", dijo Murro.

En ese sentido, el jerarca recordó que durante la negociación salarial que se desarrolló en el primer semestre de 2016, "hubo varias asociaciones y cámaras empresariales afiliadas a la Cámara Nacional de Comercio y Servicios que hicieron acuerdos, no solo sobre los lineamientos que hoy estamos informando, sino superiores".

El ministro citó dos casos como ejemplo: el acuerdo salarial en el supergás –donde el gobierno no votó porque se apartaba de los lineamientos–, o un aumento de 10% como adelanto que dio a partir del 1° julio la Asociación de Supermercados, cuando su grupo de negociación aún no está sesionando.
Murro dijo que la resolución que tomó el presidente Vázquez con el aporte de su cartera y el Ministerio de Economía, "son buenos lineamientos que van a seguir contribuyendo a tener empresas sostenibles y mejora de las condiciones de trabajo".

Aseguró que el gobierno "sigue con un ojo en el empleo y otro en los ingresos". Recordó que hasta el momento no hubo pérdida de salario real, y que en los últimos días aparecieron algunos indicios de mejora en las tasas de empleo y desempleo. El ministro de Economía Danilo Astori declaró ayer a Subrayado que lo que resolvió el presidente Vázquez fueron "mejoras prudentes y cautelosas".

"En los últimos días hemos tenido señales alentadoras, no sustantivas, sobre la situación del empleo y desempleo", dijo el ministro de Trabajo Ernesto Murro.

Cámaras divididas

Hasta ahora, las principales cámaras empresariales no tienen una posición unánime de rechazo total a los cambios en las pautas, como marcó la gremial de Comercios y Servicios.
En diálogo con El Observador Ignacio Otegui, presidente de la Cámara de la Construcción –el otro sector de peso además del comercio que negocia en esta etapa– consideró que los ajustes que introdujo el gobierno "no cambian sustancialmente" lo que ya estaba sobre la mesa y se mostró optimista en que las negociaciones que comenzarán el próximo mes llegarán a buen puerto. El sector aún no determinó si pedirá clasificarse como en problemas o intermedio. En primer caso deberían otorgar un aumento nominal anual de 8%, y de 8,5% si opta por la segunda categorización.
"Tenemos una vieja tradición de negociación y de llegar acuerdos con cosas buenas para la industria. La intención es tener un mirada positiva que apunte a corregir algún error. La productividad sigue siendo un tema", reconoció.

Por su parte, el titular de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, dijo que si bien rescata el mensaje Vázquez de la importancia de preservar el empleo, en los hechos "hay un pequeño cambio en las reglas de juego". Explicó que su gremial aún no tiene un pronunciamiento definitivo porque el Departamento de Estudios Económicos está realizando un "análisis" para cuantificar el impacto de esa flexibilización en los convenios que renovará su gremial. De todas formas, se mostró preocupado por el impacto negativo que provoca sobre el sector la fuerte depreciación del dólar en los últimos meses (ver aparte), que se refleja en problemas como el de Fanapel, que envió a más de 270 trabajadores al seguro de paro. Por ese motivo, consideró que "sería oportuno" que el gobierno aprobara alguna medida para bajar los costos de las empresas

Populares de la sección

Acerca del autor