Nació Valentino, el primer bebé cuya gestación financió el FNR

Se trata del primer caso fecundación in vitro financiado luego de la aprobación de la ley de Reproducción Asistida
Luego de un largo proceso para quedar embarazada y finalmente lograrlo a partir de una fecundación in vitro, este martes al mediodía Karina dio a luz a Valentino, el primer bebé cuya gestación fue financiada por el Fondo Nacional de Recursos.

El parto fue por cesárea y el niño pesó 3,200 kilos, según informó a El Observador la madre. El nacimiento se produjo en el sanatorio central de Crami en Las Piedras.

Karina y su pareja, Eduardo, pasaron por un largo periplo hasta lograr el embarazo. Las dificultades para gestaron surgieron a partir de una operación de apendicitis a la madre del recién nacido tuvo que ser sometida cuando tenía 18 años.

En octubre de 2015, cuando se conoció la noticia de su embarazo, el Fondo Nacional de Recursos había recibido 348 solicitudes para tratamientos, de los cuales se aprobaron 166 y se reprobaron 12.

Lea también: Valentino, el primero

Las parejas pueden acceder a los tratamientos de fertilización in vitro –conocido como de alta complejidad– bajo el sustento del FNR desde abril de 2015. El FNR paga un porcentaje del tratamiento según los ingresos del núcleo familiar. En ese momento, para una fertilización in vitro completa u ovodonación, el organismo aportaba $ 162.200. Eduardo y Karina debieron pagar $ 81 mil, en lugar de los US$ 12 mil que les hubiera costado el tratamiento sin financiamiento.

Actualmente, el costo total solo es pagado en su totalidad por el Estado cuando las parejas que se realizaban el tratamiento lo hacían por primera vez y tenían un ingreso conjunto de hasta $ 33.400 (ver tabla de porcentajes para fijación de copagos). A medida que aumentan los ingresos o la cantidad de intentos –que por ley puede llegar a tres como máximo– los usuarios deben aportar un porcentaje del precio. El peor de los escenarios era para quienes ganaban más de $ 200.400 y realizaban el tercer intento. En ese caso, debían pagar 95% del tratamiento.

El Fondo Nacional de Recursos financia los tratamientos de alta complejidad, que incluye la fertilización in vitro. La inseminación artificial (baja complejidad) se debe realizar directamente en el prestador de salud de la mujer. La cobertura del FNR incluye tres ciclos de estimulación o intentos, cada uno de ellos con hasta tres transferencias de embriones.


Una vez presentados los documentos de solicitud del tratamiento, la pareja debe esperar aproximadamente una semana para saber si su caso será financiado o no. Una vez aprobado deben depositar el dinero en una cuenta del Banco República.

Populares de la sección