Nada puede detener la curiosidad de Anselmo

El proyecto Anselmo quiere saber, que estrena serie en TNU este mes, se expande con un videojuego y un cómic

Si hay algo detectable en un recorrido por las señales infantiles de origen internacional, es que las series animadas han expandido su imaginación y creatividad a la hora de ofrecer productos didácticos, entretenidos e inteligentes.

Pero Uruguay no se queda atrás. Anselmo quiere saber, un proyecto originado de la productora Tarkiomedia, estrenará su serie este mes a través de la señal Televisión Nacional de Uruguay (TNU) y tendrá también una expansión en otras plataformas narrativas como los videojuegos y la historieta.

Concebida y dirigida por Juan Álvarez Neme, los personajes de Anselmo quiere saber , liderados por el silencioso curioso niño del título que porta un abrigo y capucha anaranjado donde sea, ya cuentan con unos años de edad en su haber.

El proyecto, que tuvo un lanzamiento a fines de mayo través del Ministerio de Educación y Cultura, cosechó en los últimos diferentes premios y reconocimientos que respaldaron su financiación y producción. Entre ellos se encuentran un premio otorgado en 2012 por el Ministerio de Industria, Energía y Minería al sector audiovisual; el apoyo del programa Montevideo Socio Audiovisual y un premio de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) para la fabriación de la web de Anselmo.

El lanzamiento de Anselmo quiere saber está previsto para vacaciones de julio

Según explicó Francisco Lapetina, quien se encarga de la banda sonora de la serie, el proyecto estuvo concebido inicialmente como una serie televisiva pero debido a la naturaleza narrativa de los personajes –que incluyen un perro hablante, caballeros templarios cantantes y hasta un kraken (un monstruo mitológico)–, sus contenidos fueron trasladados y adaptados a otros medios y plataformas.

"Se quería explicar contenidos científicos a los niños con una serie pero con una pata en Internet", explicó Lapetina. "Al crear una plataforma online se crea un círculo entre los personajes y la audiencia".

Con ese fin, además de una primera temporada de diez capítulos de siete minutos cada uno, la serie ya dio el salto a las pantallas móviles con la aplicación Anselmo y el misterio de las cosas perdidas, disponible para las computadoras y tabletas del Ceibal. A su vez, en el sitio web se pueden encontrar juegos y contenidos descargables que incluyen fondos de escritorios, puzzles y papercraft, un modelo de artesanía en papel en el que los usuarios pueden imprimir y armar a sus personajes en 3D.

El equipo, en el que también trabajan los emprendimientos Kozo, Palermo Estudio, Venado y Piso 13, publicó cinco cómics basados en episodios de la serie que pueden descargarse de forma gratuita desde la web.

Según explicó Lapetina, otro de los motivadores detrás de la realización de Anselmo es la inquietud de los involucrados en el proyecto sobre el consumo educativo y de entretenimiento de sus propios hijos: "Como padre estás viendo lo que les interesa y lo que necesitan en términos de información. Es potente la invasión de contenidos de diversa calidad y el medio es incontrolable. (Anselmo) busca generar productos y filosofías adecuadas y divertidas para abordar el contenido infantil", manifestó el realizador, que actualmente también trabaja junto a niños en el proyecto Hornero Migratorio, enfocado en la creación colectiva de música.


Acerca del autor