Nano Folle, Rolling Stone del carnaval

El periodista, integrante de Mi Morena, participa en el Concurso de Agrupaciones en el Teatro de Verano
Es como un Rolling Stone suelto en el carnaval, afirmó Juan Ramos, director de Mi Morena, cuando se lo consultó sobre qué ha generado el desempeño del periodista Aureliano Nano Folle como integrante de la comparsa.

Nano, debutante en las lides del carnaval, participó en los dos espectáculos que Mi Morena brindó en el Concurso de Agrupaciones en el Teatro de Verano y en las Llamadas.

"No lo esperaba, pero se dió y me encantó hacerlo en un conjunto que no busca ganarle a nadie, que se quiere superar a sí misma", explicó a El Observador.

"Me llamó Juan, me invitó, al principio fui medio retisente pero fui conociendo a la gente de la comparsa, sus valores y la propuesta temática, eso me convenció y acá andamos", dijo Nano.

Agregó que "lo mío en este mundo es todo novedoso, aunque siempre me gustó el tambor, veía una cuerda pasar y me paraba a verlos, para admirarlos, yo no soy un tipo que me pueda meter en una cuerda, manoteo algo el tambor, pero sé lo que puedo hacer y lo que no y me ubico; para tocar debería practicar mucho".

Innovadores


Mi Morena es una comparsa que desde su creación se caracterizó por ser transgresora, acumulando innovaciones que han generado en el ámbito carnavalero agrado en el público y una buena dosis de polémica en los expertos en la cultura candombera.

Ramos detalló que "fuimos los creadores de los cortes en el sonido de la cuerda de tambores, agregamos humor en los espectáculos, lo vinculamos a Jorge Schellember y sumamos el rock and roll y otros ritmos... pero seguimos pagando un derecho de piso, cuesta que la gente cambie la cabeza en un país en el que somos demasiados tradicionales".

La popularidad y carisma de Nano contribuyó a que el mensaje que la comparsa traslada en su show impacte mejor en la gente.

Nano manifestó que "cuando conocí el guión me encantó, supe que podía aportar, sumar diciendo algo, ayudar en lo que se traslada sobre distintos temas, como en el de la violencia de género".

El espectáculo de Mi Morena se titula Crónicas. Plantea la existencia de un Rey del Candombe que secuestra a la comparsa, llevándola al pasado para ponerla a prueba en relación a su conocimientos de la cultura candombera, mediante distintas preguntas.

La comparsa va sorteando los desafíos hasta que el Rey del Candombe autoriza su regreso al presente para que Mi Morena pueda seguir exponiendo su arte.

El show dura algo más de una hora y hay tres momentos en los que participa Nano: cuando se produce el secuestro, en el cuadro dedicado a considerar el tema de la violencia de género y cuando se produce el regreso al presente.

Vale aclarar que el abordaje del tema de los desaparecidos no está vinculado a los desaparecidos políticos, sí a las desapariciones que suceden en la actualidad, de esas de las que Nano se suele ocupar en su labor periodística.

"Nuestra idea es el año que viene hacer una segunda parte de este espectáculo, como hay Rápidos y Furiosos I y luego otras versiones sobre la misma serie", adelantó Ramos, "y ojalá podamos seguir contando con Nano".

"Ser parte de Mi Morena, una comparsa familiar, es un honor, un orgullo, sobre todo porque enseguida me di cuenta que ganar no es lo que más les importa o preocupa, para ellos primero está disfrutar, divertise, superarse".

Una anécdota deriva del uso por parte de Nano de la palabra estupor, en un momento del show, "eso les gustó, prendió, tanto que me ven y me gritan al toque 'estupor', para ellos soy estupor, no soy Nano", contó.

Un tema pendiente


A Nano le falta sumar otra de las lindas experiencias para los carnavaleros: ir a los tablados. "Me muero de ganas", admitió. Lo hará apenas sus compromisos en Canal 10 se lo permitan.

"No es fácil el tema de horarios, terminé de trabajar en el canal y me fui corriendo para el Teatro de Verano cada vez", explicó, a la vez que agradeció el apoyo de su familia: "todos están alucinados, fueron a verme al Teatro de Verano, realmente la gozaron".

Ramos admitió que uno de sus retos ahora es convencer a Nano para que aprenda a tocar el tambor del todo y, por que no, llegado el momento integre la cuerda, "para que se quede con nosotros en el carnaval".

Enseñar para no es nuevo en Mi Morena. Se dictan talleres de percusión, danza, maquillaje y otros luego de Semana Santa en su centro cultural (en La Paz 1670, entre Tristán Narvaja y Gaboto).

"Esta linda experiencia de Mi Morena me permitió crecer, aprender, conocer, disfrutar de esa magia que para un grupo de gente que es como una tribu significa la media hora previa a actuar en el Teatro de Verano, con decenas de ojos atentos a mil detalles, algo alucinante que es más estresante que un vestuario de fútbol antes de una final del mundo", concluyó Nano, quien pidió "que Uruguay cuide y no pierda esto tan hermoso que es el carnaval".

Concursos


Este año Mi Morena se colocó en el puesto 13° de las Llamadas y clasificó a las Llamadas de 2017 en forma directa.

En el Teatro de Verano actuó en las dos ruedas iniciales y resta saber si estará entre las cuatro de la categoría que participarán en la liguilla.

En el concurso Mi Morena logró un tercer premio y dos cuartos premios con tres presencias en la liguilla carnavalera.

Mi Morena se integra con 60 personas en el Teatro de Verano y con 130 en las Llamadas.

La cifra


20 tablados hizo ya Mi Morena, cerca de los 33 de todo 2015; su récord es 45 contratos.

Populares de la sección

Acerca del autor