Navidad en la Antártida

La misión uruguaya recibirá la Nochebuena con frío pero con un cordero en la Base Científica Antártica Artigas, en la isla Rey Jorge

La dotación uruguaya que cumple funciones en la Base Científica Antártica Artigas está integrada por ocho efectivos del Ejército, Fuerza Aérea y Armada Nacional y una funcionaria de la Dirección Nacional de Meteorología. El jefe de la dotación, teniente-coronel del Ejército, Gustavo Dal Monte, informó al portal de Presidencia que la jornada de trabajo se redujo hasta el mediodía. La cena de Nochebuena y la comunicación con familiares serán ineludibles.

La mañana de hoy no fue diferente a las anteriores en la Base Antártica Artigas. A las 8.30 horas, la dotación integrada por ocho efectivos de las Fuerzas Armadas (Ejército, Fuerza Aérea y Armada Nacional) y la funcionaria de la Dirección Nacional de Meteorología se reunieron para dialogar sobre sus tareas y distribuir responsabilidades.

En la isla Rey Jorge, donde se encuentra emplazada la base hay vientos de 43 kilómetros por hora. La temperatura es de menos un grado y la sensación térmica de menos 15 grados Celsius. El jefe de las instalaciones, el teniente coronel del Ejército Gustavo Dal Monte evita referirse al término “amaneció” porque las 24 horas del día son de luz, aunque entre la 01:00 y las 04:00 de la mañana hay una penumbra que oscurece levemente el cielo.

Hoy cada integrante de la dotación cumplió sus tareas hasta el mediodía y, posteriormente, se reunirán para almorzar. En la tarde, luego de un descanso, ayudarán al cocinero a preparar la cena de Navidad que consistirá en cordero con ensalada y el postre será pan dulce con turrones.

En diálogo con la Secretaría de Comunicación de Presidencia Dal Monte señaló que la dotación actual se encuentra en la Base Científica Antártica Artigas desde el 15 de diciembre. Algunos, entre los que se encuentra el entrevistado permanecerá un año al frente de las instalaciones y otros integrantes serán remplazados en mayo de 2013.

En la base hay un árbol de Navidad y se da por descontado que habrá regalos. Fuera del horario de trabajo los efectivos tienen previsto hacer un muñeco de nieve, parte tradicional del festejo en esas latitudes, y quizás se tomen algunas fotos con él.

Dal Monte expresó que no se prevé, luego de la medianoche, un encuentro con personal de otras bases cercanas. El militar afirmó que funciones como las del radio-operador y electricista no pueden ser abandonadas, por lo que la dotación compatriota permanecerá en las instalaciones.

Sin embargo, recordó que el pasado sábado 22 de diciembre la base recibió la presencia y el saludo de integrantes de otras instalaciones cercanas debido a que se cumplieron 18 años de su inauguración, en 1984.

Los dos teléfonos públicos ubicados en la Base Antártica Artigas y las comunicaciones vía Skype, contribuirán a que en esta Navidad tan lejos de casa se acorte la distancia entre los funcionarios y sus seres queridos.


Populares de la sección

Comentarios