Negocian una salida para el conflicto en avícola Tres Arroyos

Los trabajadores piden el pago de cuatro horas no trabajadas

La avícola Tres Arroyos y sus trabajadores intentaban destrabar ayer el conflicto que afecta desde el pasado viernes la faena de pollos y el flujo de colocaciones de la principal empresa exportadora del país en este rubro.

 Al cierre de esta edición se intentaba encontrar una solución a esta situación a través de una mesa de diálogo que se formó luego del mediodía. La situación involucra, además, el normal proceso de producción y envío de pollos que realizan los productores façoneros.

 Un grupo de façoneros y de trabajadores de la avícola Tres Arroyos mantuvieron en horas de la mañana de ayer una tensa reunión, en virtud que los productores plantearon que se levantaran las medidas sindicales, que bloqueaban la salida de camiones con contenedores y que recién hoy se concurriera a negociar al Ministerio de Trabajo con el fin de destrabar la situación.

 De esa manera, no se cortaba el flujo de envíos de pollos para faenar desde las granjas que producen a façón. Sin embargo, en ese momento los trabajadores no estaban dispuestos a deponer sus medidas como tampoco lo hizo la empresa. Esto provocó tensión entre quienes aguardaban en Camino Melilla frente a la planta de Tres Arroyos, lo que hizo necesario que interviniera la Policía para calmar los ánimos.

 Los trabajadores reclaman por el pago de cuatro horas del pasado viernes, consideradas como “horas frustradas” en función de que fueron a trabajar ese día y no lo pudieron hacer porque sin previo aviso la empresa suspendió la faena. Los trabajadores entendieron que no era correcta esa medida, pues estaban cumpliendo una asamblea en la jornada anterior para tratar la suspensión de dos trabajadoras, según reveló a El Observador el dirigente sindical de esta empresa, Nelson Fernández.

 Ayer de tarde se generó un ámbito de diálogo con representantes de la empresa, a través de las gestiones del dirigente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, quien promovió y participó en ese encuentro.

 Daniel Pereira, presidente de la Asociación de Façoneros de Pollos Unidos del Uruguay, informó a El Observador que la dirigencia de institución no concurrió a la planta de Tres Arroyos, que los productores que concurrieron lo hicieron a título personal y que bregaban por encontrar una solución al conflicto.

 

La situación ha generado preocupación a nivel de los productores façoneros y por ello es que piden diálogo a las dos partes, tanto a los representantes de la empresa industrial como a los trabajadores, puesto que ambos tienen sus razones para hacer valer en la  mesa de negociación. Pero es necesario que se llegue a una solución porque está peligrando el esfuerzo de una parte importante de esta cadena productiva, sostuvo Pereira.

No hay que olvidar que las granjas de pollos tienen sus respectivos planes de producción, que determinan que permanentemente estén saliendo pollos para su faena y por lo tanto, de prolongarse una suspensión de esta labor, sería muy perjudicial para el sector, sostuvo el façonero

 Principal empresa exportadora

Tres Arroyos, que comenzó a exportar nuevamente pollos hace unos 15 días para Venezuela, ha tenido una corriente de negocios importantes en lo que va del año 2014. Del total de las divisas generadas por ese concepto al pasado 31 de octubre, que sumaron US$ 28 millones, Tres Arroyos hizo negocios por US$ 26,9 millones. El total de toneladas fue de 13.400, de las cuales 12.462 fueron de Tres Arroyos. Las ventas fueron para unos 20 países.

 


Fuente: Hugo Ocampo

Populares de la sección

Comentarios