Netto quedó solo; Codicen aceptó flexibilizar resoluciones

Sindicato acusa a ANEP de generar conflictos para no debatir temas de fondo

A tres semanas de haberse negado a avalar el acuerdo entre el Consejo de Educación Secundaria (CES) y la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) tendiente a flexibilizar la resolución que impedía a los alumnos a retirarse del liceo hasta que no cumplieran su horario, por más que tuvieran horas libres, el presidente del Codicen, Wilson Netto quedó solo y el máximo organismo regulador de la educación reconoció el acuerdo.

El Codicen además aceptó flexibilizar la resolución que establecía que las reuniones de profesores debían hacerse fuera del horario de clase, algo en lo que Netto tampoco se había mostrado dispuesto a ceder.

El martes en la reunión que delegados de Fenapes y jerarcas del CES y del Codicen mantuvieron en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) –a la que Netto no concurrió– para recomponer la relación entre el sindicato y ANEP, el Codicen presentó un documento con la base de un acuerdo en la que dejaba constancia de que se "comparte" el acuerdo alcanzado entre Fenapes y CES (...) sobre la permanencia de los alumnos en los centros educativos".

La consejera del Codicen, Laura Motta, dijo a El Observador que le corresponderá a la inspección general de Secundaria adecuar la normativa a las posibilidades de cada liceo.

El Codicen también reconoció "la plena vigencia" del estatuto docente en lo que tiene que ver con el régimen de inasistencias cuando un profesor se ausenta de clase por concurrir a reuniones de profesores o cursos de formación. A principio de año, una norma del Codicen estableció que las reuniones de profesores y cursos debían realizarse fuera del horario de clase. El sindicato sostuvo desde el principio que esta norma era "inaplicable", dado el multiempleo que afecta a la profesión docente y denunció que a algunos profesores se les estaba computando la falta por no ir a clase y concurrir a reuniones o capacitación.

En este sentido, Motta señaló que "las reuniones de profesores se van a hacer como siempre, pero tratando de que no haya afectación del servicio en la medida de lo posible". Aclaró que el espíritu de la norma es que los estudiantes pierdan la menor cantidad de clases, pero se reconocen las dificultades para implementarlo.

Más allá de estos acercamientos, en la Dinatra no hubo humo blanco, dado que el Codicen propuso que asuntos como la libertad sindical fueran negociados con la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (CSEU), algo que Fenapes no compartió.

El dirigente de Fenapes, Emiliano Mandacen, dijo ayer en entrevista con El Observador TV que a su entender en estas idas y vueltas en las negociaciones con las autoridades, "hay un poco de desconocimiento, pero también un poco de intencionalidad. (...) En definitiva no se quiere discutir la problemática estructural de la enseñanza", afirmó.

Con respecto a Netto, Mandacen señaló que su relación con el sindicato "es tensa porque hay un escapar constante a discutir los temas de fondo". A cambió, subrayó "se intentan generar pequeños conflictos permanentemente".

El dirigente adelantó que el domingo Fenapes resolverá en asamblea un paro de 24 horas.


Populares de la sección