New York: Nuestra selección de restaurantes de la ciudad

Para capturar el alma de cada ciudad que uno visita, es imprescindible tomarle el pulso a la gastronomía
Para capturar el alma de cada ciudad que uno visita, es imprescindible tomarle el pulso a la gastronomía en forma de ambientaciones de restaurantes, música, variedades de comida, presentación y experiencias posibles. Las opciones van desde foodtrucks estacionados en los lugares más oportunos, comprar un bocado para comerlo en una plaza, locales encantadores en el village o soho, o ambientes mucho más sofisticados y ambiciosos. Eso da un mix de mercados, puestos, tabernas, cafés, bares y restaurantes propiamente dichos. La clave es detectarlos, investigarlos, si se puede, en algunos, reservar lugar, y en definitiva...disfrutarlos.

En muchos casos muestran como se relaciona la gastronomía con ambientes culturales, en otros, con espacios públicos, con la costa y las visuales, o simplemente como se insertan en la vida de barrio o de nodos de actividad nocturna. Cuentan cómo se relaciona la gente, cómo se apropian de los espacios para sociabilizar y cómo se atrae al público en uno de los rubros que tiene mayor competencia no solo en esta ciudad sino en casi todas.No son todos los que están pero es nuestra sinopsis bastante amplia como para cubrir distintos gustos y presupuestos, aunque siempre garantizando cierto equilibrio con una ambientación diferencial. Si: los hay mejor ranqueados, con más estrellas y más caros pero es un mix interesante de calidad en comida con innovación o sorpresa en la ambientación.

Escenográfico y dramático por donde se lo mire: luces concentradas, cortinados, grandes chandelliers y un aire sofisticado con gente joven, en el área del Chelsea Market

Morimoto
También en el Chelsea Market, del Chef Masharu Morimoto, quien eligió nada menos que a Tadao Ando para la ambientación general de su primer local en New York. Una pared protagonista en doble altura de botellas de plástico reciclado, homigón, y luces rasantes o cielorrasos que imitan pliegues de arena con recursos muy acotados pero escenográficos: simple pero efectivo como todo lo oriental. Son una antesala excepcional a las especialidades de la casa, desde ya, de origen japonés.

ABC Kitchen y ABC Cocina
El duo de sitios en el mega emporio de decoración ABC Carpets a cargo de Jean-Georges Vongerichten y Dan Kluger.

Un speakeasy detrás de una carnicería japonesa en una propiedad que perteneció a Andy Warhol y donde murió Basquiat: corredor al fondo y puerta donde le preguntarán quién lo recomienda para ingresar. Word to mouth que le dicen y funciona como uno de los mejores restaurantes de cocina japonesa del Noho.

Rosemery´s
Tiene su propio huerto en su azotea y de alli sale la materia prima vegetal para sus platos.

Estela
Del chef uruguayo Ignacio Mattos, su primera experiencia ranqueada en las listas de los mejores de Manhattan, junto a su socio Thomas Carter, evolucionó luego a la comida italiana en Altro Paradiso y hacia ell Met Breuer con su restaurant Flora.

Locanda Verde
Locanda Verde y Nobu son propiedad de un grupo del cual Robert de Niro es su socio de perfil más alto. El primero tipo taberna italiana, y el segundo especializado en comida japonesa de la mano del chef Nobu Matsuhisa

Milon
De afuera uno nunca lo diría pero Milon Bangladesh y Panna II Restaurant están mano a mano compitiendo en decoración exhuberante y oferta similar que garantiza alegría desestructurada en un ambiente festivo. Y si no encuentra lugar en uno puede probar en el de al lado.

Gansevoort Market
Al final del paseo del Highline y en diagonal al Whitney, un mercado donde puede encontrar cebicherías, creperías, sandwiches y pizzas a muy buen precio y sentarse a comerlos bajo un lucernario. Ambiente muy cool que renueva fuerzas para seguir el camino.


Comentarios

Acerca del autor