Ni Abreu lo soñó

El Loco participó por la mañana de una práctica frente a la Mutual y por la tarde lo llamaron para ir a Argentina

El frío traspasa los abrigos, perfora la piel y taladra los huesos. Los futbolistas se visten con gorras, calzas, buzos de lana y corren. El periodista, los técnicos y los colaboradores dan pasitos cortos al costado de la cancha. Quedarse quieto es mortal. El complejo del ex futbolista Gonzalo De Los Santos está ubicado en San Juan y Camino al Paso Hondo, en Canelones, pero parece la Antártida. A la hora 10 del sábado los jugadores que no participan de la pretemporada con el plantel principal de Nacional, más los de Tercera división, se enfrentaron a un combinado de la Mutual. Sebastián Abreu, Alexander Medina, Christian Núñez, Darwin Torres y Santiago Saúl jugaron los primeros 45 minutos que Nacional ganó 1-0. El gol lo marcó Abreu. Unas horas después, Rodolfo Arruabarrena llamó a Loco para que se sume al plantel en Argentina. Ni Abreu lo imaginaba por la mañana.

El técnico tricolor se había mantenido impertérrito con respecto a su decisión. Desde que terminó el campeonato pasado dijo que Abreu y Medina eran la cuarta y quinta opción que tenía para el ataque. La semana pasada se lesionó Juan Cruz Mascia (rotura de meniscos) y Arruabarrena no llamó a Abreu para reemplazarlo, sino que hizo viajar al juvenil Lucas Cavallini, aparentemente por una cuestión de cupos en el hotel donde se están hospedando. Hay 25 lugares reservados y para llevar a Abreu también tenía que viajar Medina, por lo que el plantel ascendería a 26.

El viernes viajó a Pilar el presidente Eduardo Ache, principal impulsor para que Abreu volviera al club en el verano último. Se reunió con Arruabarrena y ayer por la tarde el Vasco llamó al Loco. El argumento es que Iván Alonso vuelve a Montevideo por motivos familiares.

El Observador se comunicó con José Fuentes en el correr de la tarde. El dirigente estaba llegando a Buenos Aires y no sabía nada sobre  el viaje de Abreu. Otros directivos no contestaron el teléfono. Tampoco hubo respuesta en la casa de Daniel Alonso, padre y representante de Iván, ni en el celular del secretario técnico de Nacional, Juan Carlos Blanco.

Por la mañana Abreu no sabía nada. El Observador habló con él en el complejo de De Los Santos y todo seguía igual. El plantel en Pilar y ellos en Montevideo, haciendo todo lo posible para no descuidar la forma física, pese a las dificultades que tienen por entrenar aparte.

Disputaron 45 minutos de fútbol y Abreu hizo un gol. El lateral Alfonso Pino metió un centro perfecto, el Loco se elevó y clavó la pelota de cabeza, por encima del golero. Una pintura de gol para agregarle leña al fuego del morbo, que también juega su partido. “Por favor, no digan nada que el gol lo hizo Abreu” tiró alguien que miraba el partido, en evidente alusión a Arruabarrena por haber tomado  la decisión de separar el plantel por estos días.

Los casos que más polémica generan son los de Abreu y Medina, dos ídolos de los hinchas, dos ganadores con la camiseta de Nacional. Pero en la tarde el panorama cambió. 


Populares de la sección

Comentarios