Niño grave por bala perdida que lo hirió en la cabeza en Casavalle

El menor estaba en su casa en la noche del lunes cuando un proyectil atravesó el techo de chapa
Un niño de apenas cuatro años está internado en el Hospital Pereira Rossell en estado grave luego recibir un impacto de bala en la cabeza mientras cenaba y miraba televisión en su casa del barrio Casavalle en la noche del lunes. El proyectil ingresó por el techo de la vivienda, causando un orificio de 1,5 centímetros.
A la hora 21.30 del lunes, una mujer de 32 años se presentó en la seccional 17º de Casavalle pidiendo auxilio para su hijo, que estaba sangrando producto de un impacto de bala en la cabeza. El menor fue trasladado a la policlínica Badano Repetto donde se constató la herida y se lo derivó al Hospital Pereira Rossell, adonde fue ingresado sobre la hora 23.

El niño tiene una fractura de cráneo en la región occipital con orificio de entrada de la bala, que quedó alojada en el cerebro. Si bien fue operado de urgencia por un neurocirujano, el proyectil no pudo ser extraido, de acuerdo con lo que informaron a El Observador fuentes médicas.

El niño se había mudado junto a su familia a la zona de Casavalle hace poco más de un mes,y se instalaron en una humilde vivienda ubicada a los fondos de un terreno situado en uno de los pasajes del barrio, informaron vecinos del lugar a El Observador.

En principio, la única hipótesis es que se trató de una bala perdida que atravesó el techo de zinc. Fuentes policiales dijeron que en virtud de las características del caso, la única alternativa que se presenta como posible para ubicar al autor del disparo es que sea posible retirar la bala de la cabeza del niño para luego comparar el proyectil con armas que hayan sido asociadas a otros ilícitos o que sean incautadas a futuro en esa misma zona.

El parte que difundió ayer la Jefatura de Policía de Montevideo indicó que "momentos antes" de que el niño fuera herido, en esa zona (en Pasaje 120 y Pedro Fuentes) se alertó el servicio 911 por disparos de armas de fuego, pero cuando un móvil llegó al lugar no ubicó a ninguna persona.

Vecinos del barrio dijeron ayer a El Observador que si bien no ocurre todos los días, es relativamente habitual escuchar disparos, sobre todo en la noche. "Cada tanto pasa y ahí no queda otra que quedarse adentro de la casa", contó una mujer.

Homicidios

Casavalle es el barrio de Montevideo con más homicidios en lo que va del año (10), según datos del Observatorio de Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior que relevan el total de asesinatos registrados entre el 1º de enero y el 2 de octubre. La seccional de 17º que tiene jurisdicción en esa zona concentra, con la 16º,18º y 24º, la mitad de homicidios ocurridos en la capital en los primeros 10 meses del año.

Hace varios años la dificultad de rivalidades entre bandas por la venta de drogas se instaló en esa zona, generando episodios de violencia. Por ejemplo, en mayo de 2013 dos grupos narcos se enfrentaron a tiros lo que obligó a desalojar una escuela.

"Continuamente hay heridos por balas perdidas"

El director de Balística Forense de Policía Científica, Gustavo Hernandorena, dijo ayer que "continuamente hay heridos por balas perdidas", como el caso del niño que recibió un balazo mientras estaba en su casa en Casavalle.

En declaraciones al informativo Subrayado, de canal 10, el jerarca policial alertó sobre los peligros de lanzar disparos al aire sin dirección.

Al ser interrogado sobre qué recomendación podía hacer, respondió: "La recomendación es no efectuar disparos al aire, de ninguna manera".

"No hay manera que la gente pueda guarecerse de un proyectil perdido. No conoce de donde viene, no hay manera de esquivarlo", señaló el jerarca en la entrevista televisiva.

Hernandorena explicó además que cuando los disparos son realizados "hacia arriba", puede provocar heridas importantes, pero difícilmente la muerte, salvo que impacte, por ejemplo, en una arteria.
No obstante, si el disparo es realizado hacia arriba pero a 45 grados, la bala va más lejos y puede provocar más daño, e incluso la muerte.


Populares de la sección