Niños sanos con dietas sin gluten

Ni el gluten es tóxico ni eliminarlo de la dieta sin un diagnóstico de celiaquía es sinónimo de un estilo de vida saludable

Estos son dos errores comunes que marcan una tendencia al alza: la de comenzar una dieta libre de gluten sin existir necesidad ni indicación médica. Tanto es así que la industria de alimentos sin gluten ha crecido enormemente, en un porcentaje que no se corresponde con el aumento en la cantidad de personas celíacas. Así lo señala un artículo publicado en la prestigiosa revista The Journal of Pediatrics.

Esta inclinación por la dieta libre de gluten sin indicación médica tiene "importantes implicaciones para los niños", según afirma Norelle Reilly, especialista en Gastroenterología Pediátrica en el centro médico de la Universidad de Columbia (Nueva York, EEUU). "Los padres a veces deciden eliminar el gluten de la dieta de sus hijos con la creencia de que así aliviarán algunos de sus síntomas digestivos o incluso creyendo que así se puede prevenir la enfermedad celiaca". Este es otro concepto erróneo y, además, vale la pena aclarar que los síntomas causados por la enfermedad celíaca como la diarrea pueden estar causados por otros motivos como intolerancias alimentarias o alteraciones de la mucosa intestinal. Además, la dieta sin gluten sin indicación puede dificultar el diagnóstico de la enfermedad.

De acuerdo a un estudio de la Sociedad Americana de Nutrición Clínica, los alimentos sin gluten se caracterizan por un mayor índice glucémico que los que sí lo contienen. Es decir, el gluten enlentece la absorción de los azúcares que llevan los alimentos con carbohidratos.

Según estos expertos, quitar el gluten de la dieta sin necesidad no aporta ningún tipo de beneficio a la salud, y más aún, cuando se trata de niños, es mejor no tomar decisiones sin la recomendación del pediatra.

Además, es importante que los padres estén bien informados y sepan que "solo los niños celíacos y las personas celíacas en general podrán beneficiarse de una dieta sin gluten", ya que esta proteína, presente en los cereales como el trigo, la cebada o el centeno, es la responsable de la lesiones típicas en las vellosidades intestinales.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: El Mundo