"No está planteada una situación de revisionismo" en la rendición de cuentas, dice el gobierno

El Poder Ejecutivo comenzará a analizar la situación de cara a la rendición de cuentas respetando los compromisos asumidos.

El gobierno se enfrenta a su primera rendición de cuentas con el imperativo de analizar la situación fiscal pero sin "distorsionar" las "prioridades asumidas" en el presupuesto nacional, dijo ayer el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, luego del Consejo de Ministros.

La administración de Tabaré Vázquez prepara la norma en un clima de desaceleración económica, con los efectos de la emergencia nacional a raíz de las inclemencias climáticas y con el compromiso de incorporar los recursos necesarios para instrumentar el nuevo Código del Proceso Penal. "Haremos un análisis de la situación pero no está planteada una situación de revisionismo", dijo Roballo en conferencia de prensa.

En este sentido, el gobierno fijó un cronograma para el trabajo de la rendición de cuentas y su metodología. La discusión comenzará el próximo sábado cuando el presidente vuelva a reunir a sus ministros.

Allí se hará una evaluación para discutir la situación general del país y se establecerán "prioridades en función del programa presentado ante la ciudadanía" y considerando las conclusiones que deriven del diagnóstico. "Hay aspectos que le dan dinámica al diseño jurídico, financiero e institucional", señaló el jerarca.

El sábado ya se incorporará el informe general del Ministerio de Economía, mientras que cada ministerio prepara su propio esquema de trabajo. La discusión continuará el lunes 16 con una segunda reunión.


Populares de la sección