No hay derecho... (MVD y sus quioscos de revistas y diarios)

Hay una pieza de equipamiento urbano que se repite unas 50 veces en toda la longitud de la Avenida 18 de Julio, desde el Obelisco hasta la Plaza Independencia y su estado es calamitoso
Los quioscos de diarios y revistas: estos edificios en miniatura son casi sin excepción en todo el mundo piezas que definen paisajística, funcional, turística y comercialmente la calidad de equipamiento que tienen las calles en distintas ciudades.
 
Normalmente su diseño es apto para replicarlo en diversos usos como flores, diarios, información turística, golosinas o paradas de ómnibus, de las cuales ya tomamos nota en este post. 
 
Cuando están bien pensados y resueltos son una maravilla visual y hace -y mucho- al poder de recordación de una ciudad y sus espacios públicos. Como ejemplo recordamos en la ciudad de San Pablo (Brasil) los que emulan los pilares de edificios de Niemeyer... ¡joyitas!.
 
Y si no tenés ganas de pensar, hay empresas globales de publicidad en vía pública como Decaux, con presencia en 80 países, que ya tienen todas las opciones sistematizadas, catalogadas, perfeccionadas: te hacen el upgrade instantáneo al primer mundo y con service de mantenimiento incluído. Todo pipí cucú, no hay locas pasiones pero se ve investigacion, materiales diseño y know how por detrás.  
 
En el extremo opuesto de la galaxia estaría el tomarse la molestia de relevar, contar y evaluar  el estado de situación exclusivamente de los quioscos de revistas en nuestra principal avenida de Montevideo. Un recorrido de punta a punta mirando solo los quioscos:
 
En las primeras cuatro cuadras desde el este no hay ninguno, pero luego la frecuencia es casi en todas las esquinas. Todos, sin excepción, están en un estado deplorable, calamitoso, lo que se suma al vandalismo, abandono y daños por inclemencias del tiempo, oxidación o falta de mantenimiento. Son todos distintos, todos con look "chabola". ¡¿Qué hicimos para merecer esto?!
 
Por si fuera poco, tienen una especie de maridaje espontáneo con construcciones precarias de venta informal, lo cual sumado es la receta para un desastre perfecto.Y eso se repite 50 veces, solo en la avenida 18 de julio (sin mencionar el "combo completo" que usualmente aporta un carro de chorizos cercano, pero eso ya lo tratamos en forma exclusiva, perdón la reiteración pero nunca es tanto hasta que alguien se ocupe). 
 
A esto se parece una visión rápida del tema: más en detalle lastima el lente, los ojos y el corazón... pero pueden hacerse una idea. Queda claro para las fotos que ilustran  el post en este blog que no son fotos de archivo, son "nuevecitas de paquete" tomadas de este mes.
 
Mientras, en el resto del mundo civilizado, las cosas funcionan asumo tercerizando el servicio y con venta de publicidad para financiarlos. De nuevo, es algo donde la comuna solo invierte en comisiones que generen pliegos de licitación y evalúen empresas, pero no en la instalación en sí. En Estados Unidos la empresa Cemusa Asociada a Decaux ganó licitación y tiene estos perfectos cubículos, incluso con displays digitales.
 
¿No puede encontrarse la forma de que los quiosqueros tengan un espacio más digno de trabajo, que los turistas perciban otros mojones por la ciudad, que los habitantes vean todos los días algo prolijo y no que se les caigan las chapas? Esto permitiría que los comerciantes que los tienen delante puedan tomarlos como ejemplo: la voluntad de cuidado y diseño es contagiosa y a la inversa también se cumple, por aquello de la teoría de las ventanas rotas.
 
¿Invertis en difusión turística y recibís con chapas oxidadas y grafiteadas? ¿Nadie mira? ¿A nadie le duele? ¿Nunca son prioridad? 
 
Consultado para este post Eddie Espert, del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas, nos dijo que se estaba en vías de reformulación de los quioscos en una acción conjunta de la Intendencia de Montevideo y el sindicato, financiado por el segundo. ¡Nos encantaría verlo concretado cuanto antes! 
 
Vean fotos del relevamiento actual y algunos del exterior acá.

Comentarios

Acerca del autor