"No podemos cargar con la ausencia de atención a la educación durante décadas"

El presidente del Codicen asegura que la enseñanza está en una crisis de crecimiento
Educación pública: "Los resultados no nos conforman"



El presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP, Wilson Netto, no está conforme con los resultados educativos. Sin embargo, asegura que hay cambios importantes. Ante los diagnósticos negativos, advirtió que hubo falta de atención a la educación durante décadas. Este es un extracto de la entrevista que mantuvo con Leandro Gómez en El Observador TV.

¿Cómo calificaría la relación de los sindicatos con Secundaria?

Después de los acuerdos que firmamos estos últimos días volvió todo a la normalidad. Fenapes discute en órgano bipartito con Secundaria como corresponde y las normas que están aprobadas son las que se cumplen. Cualquier actor que de alguna manera pretenda modificar esas normas, tiene el ámbito bipartito entre Codicen y la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (CSEU) para discutirlo.

¿Hay un avance de los gremios sobre la decisión política en la educación?

Yo no lo veo así. Una cosa es lo que ocurre cotidianamente y otra cosa es lo que se puede amplificar a nivel público. Eso puede generar una imagen que se aleja de la realidad.

¿Para usted la educación no está en crisis?

Yo creo que es una crisis de crecimiento. Los cambios y las transformaciones son importantes, los resultados no nos conforman.

¿Si los resultados no conforman, no implica una crisis?

En este período de gobierno nos propusimos metas concretas. Por ejemplo, incluir a los niños de tres años en el sistema educativo. En 2016 cumplimos la meta que estaba pensada para 2018. Lo mismo pasa con la calidad del egreso en educación primaria. Lo que se está haciendo en Primaria es relevante.

Pero usted no está conforme con los resultados, dijo recién.

No. El otro día en el Senado discutimos que solamente el 16% del quintil más bajo termina los 12 años de educación. La expectativa nuestra es superior. Pero en 2005 solo terminaban ocho de cada 100. Duplicamos. ¿Nos conforma? No.

En una empresa privada una crisis es un problema, pero en educación son generaciones que se pierden.

Nosotros tendríamos que ir a un sistema que no tenga rezago como tenemos hoy. Tenemos que trabajar para que las trayectorias educativas sean acompañadas de las edades teóricas previstas para eso. Hoy hay miles de jóvenes que reingresan al sistema con nuevas propuestas que antes no existían. No es determinista que un día no hayan logrado tener la trayectoria adecuada para que después no puedan recuperarla. Lo que sí tiene que hacer la administración es minimizar esa situación. Ya estamos viendo resultados y lo vamos a ver mucho mejor el año próximo.

Entonces, ¿por qué hay diagnósticos tan divergentes?

En el diagnóstico estamos todos de acuerdo. No nos convence. Aparecen distintas miradas de cuál es el camino para revertirlo.

Pero también aparecen distintas miradas sobre lo que se ha hecho en estos años, y la mejora o no de los resultados.

Yo creo que la mejora es objetiva. La vieja educación sigue mejorando: una educación para pocos. El desafío que hoy encontramos es una educación de calidad para todos.

¿Y qué piensa cuando escucha los diagnósticos pesimistas? El director ejecutivo del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) dijo que el sistema educativo es una máquina antidemocrática.

Nosotros no podemos cargar con la ausencia de atención a la educación durante tantas décadas. No podemos cargar con las dificultades de orden conceptual, para las cuales no se encontraron instrumentos nuevos. Nosotros tenemos que encargarnos de las acciones que se están llevando a cabo hoy.


Populares de la sección