"No ser nominado al Oscar es casi una situación en déjà vu"

Cómo el director argentino se enfrenta a un nuevo proyecto luego del éxito de El Clan
Si se mide El Clan (2015) con la vara del éxito de la industria cinematográfica, se podría afirmar que fue un triunfo rotundo. Recaudó US$ 20 millones en la taquilla mundial, fue la más convocante de la historia del cine argentino en un solo fin de semana con medio millón de entradas vendidas, se estrenó en 37 países en distintos continentes, ganó 12 premios y obtuvo 31 nominaciones en festivales y certámenes internacionales. La crítica coincidió en nombrarla como una de las mejores películas del año.

Sin embargo, su director, el argentino Pablo Trapero (46), no cree que el éxito de una película deba medirse de esta manera, con el mismo sistema que hace décadas.

"Así como ha cambiado la forma de hacer cine, cambió la forma de ver cine, esto es un hecho contundente", afirmó Trapero a El Observador desde Buenos Aires. Y agregó: "El cine está pensado para que lo veamos; una película existe y es exitosa cuando tiene la oportunidad de encontrarse con alguien del otro lado".

Ahora, Trapero está embarcado en una nueva coproducción entre estudios de Europa y Estados Unidos. Thin Skinned Animal es un thriller del escritor Patrick Alexander cuyos rodajes –la mayoría en Berlín– comenzarán "en algún momento de este año". El elenco aún no está definido pero el desafío para el director está planteado: no decepcionar a un público y a una industria que confía en el poder y la influencia de su obra.

El Clan | Trailer oficial

¿Cree que El Clan fue un antes y un después en su carrera?
Depende de en qué sentido. Comercialmente fue muy intenso lo que pasó. Pero la verdad es que siempre que termino una película tengo la sensación de que fue un antes y un después de algo. Cada uno de mis trabajos generó algo que hizo que las cosas en mi vida cambiaran. Ahora me siento un afortunado por sentir que la gente espera mis películas.

¿Cómo maneja la presión y las expecativas del público y la industria con Thin Skinned Animal luego de hacer una película tan exitosa como El Clan?
Apenas puedo manejar mis decisiones, manejar la ansiedad de otras personas no está en mis facultades (risas). El director de cine siempre recibe algún un tipo de presión con sus películas. Por ejemplo con tu primera obra, antes de estrenarla, tenés la presión de haber alcanzado algo difícil e imposible. Después de esa opera prima, si te fue mal, está la presión de cómo hacer la siguiente sin fracasar. Y si te fue bien tenés ese éxito que te presiona y no parás de pensar en crear un segundo trabajo que confirme que el primero no fue una excepción. De todas formas es cierto que con El Clan estoy viviendo esa fuerza a otra escala pero personalmente prefiero tener esa sensación y no la de que nadie vio la película. Me funciona más como un estímulo que como un bloqueo.

El Clan se quedó por el camino en los premios Oscar. Fue preseleccionada por la Academia Argentina pero no por la de Hollywood. ¿Cómo lo vivió?
Es la tercera vez que me pasa así que es casi una situación en déjà vu. Por supuesto que quedar seleccionado sería una noticia buenísima pero por ahora no se dio. Son cosas que pasan. ¡Mirá cuánto tiempo le llevó a (Leonardo) DiCaprio o a (Martin) Scorsese ganar un Oscar! ¡Años!

El Clan

Si tuvieras que definirte como director, ¿qué tres características personales destacarías?
Me resulta difícil contestar a la pregunta porque la verdad termino una película y no la vuelvo a ver más. No mantengo un hilo conductor entre ellas y como persona voy cambiando. En cuanto al tipo de historias que hago, sí podrían encontrarse similitudes con el estilo de personajes que me gustan. Muchas veces empiezo trabajando en el perfil de los protagonistas de una historia y luego con la trama. Con el tiempo uno no se acuerda de una película en todas sus dimensiones, pero los personajes quedan; sus contextos, los nombres y situaciones puntuales en las que se ven involucrados.

¿Hay alguna película que le gustaría hacer pero cuya historia sabe que no resultaría interesante para el público?
Es muy difícil saber a priori lo que tiene cabida o no en el público. El Clan es un ejemplo de esto. Me llevó muchos años hacerla porque muchos productores pensaban que no era una película muy atractiva para el público y hasta yo mismo me pregunté si no tendrían razón. Que guste o no depende mucho de la manera en la que se cuenta la historia. El ejemplo es La la land: un género olvidado por el público como la comedia musical pero que es un éxito. La idea de lo "taquillero" está alimentada por los prejuicios que tenemos cada uno sobre esa imagen. Para mí alcanza que yo como director crea que la historia merece ser contada. Si los que hacemos cine supiéramos qué es lo que seguro le va a gustar a la gente nadie haría un fracaso, y hay muchos ejemplos de fracasos; películas de enormes presupuestos, grandes actores e importantes productoras pero que terminaron quebrando estudios.

Si los que hacemos cine supiéramos qué es lo que le va a gustar a la gente nadie haría un fracaso, y hay muchos ejemplos de fracasos"
¿Y entonces cuál es su cirterio al momento de elegir hacer una película?
Lo importante es la integridad, lo que tiene para contar y para dar una película. La integridad no solo es la historia sino que también un conjunto de cosas: el tema, los personajes, los lugares, el contexto. Desde hace años que tengo un agente afuera que recibe guiones para mí y por distintas razones hasta ahora no había sentido que era el momento de hacer una película internacional y era precisamente porque no las consideraba integrales. Elegir o escribir un guion tiene que ver con cómo está uno a nivel personal al momento de encarar un proyecto, lo que estás buscando, con qué actor te gustaría trabajar y todo un universo de cosas. Siempre es una cuestión de timing.

Jurado por streaming

Pablo Trapero –director de películas muy exitosas como El Clan, Carancho y El Bonaerense– fue invitado a precidir el jurado de My french film festival, un certamen online que comenzó el 13 de enero y seguirá hasta hoy. El objetivo del festival es dar visibilidad a nuevos talentos dentro de la industria cinematográfica francesa.

"Ser jurado es siempre una linda invitación. No me provoca ningún estrés o angustia. Es un privilegio poder ver diez películas que de otra manera sería inprobabale que pueda ver por un tema de tiempos", dijo el director.

En esta edición la grilla está confeccionada por 29 películas divididas en secciones, con cortometrajes y largometrajes. Los filmes pueden verse de forma gratuita en la web oficial del festival –disponible en español– y en el sitio de streaming Qubit.Tv.


Populares de la sección

Acerca del autor