Noche de la Nostalgia reafirma tendencia a la baja en espirometría positivas y siniestros

En los últimos ocho años -salvo en 2015- no hubo muertos el 24 de agosto
Esta Noche de la Nostalgia no hubo siniestros fatales. Una realidad que, en general, se ha mantenido constante en los últimos siete años. Lo mismo ha sucedido con las espirometrías positivas. La tendencia desde 2010 es a la baja, y siempre inferior al 5% del total de controles realizados, que son unos 7.000 por año en esa noche, en todo el país.

Eso, según explica en los últimos comunicados la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), confirma que hay "una clara correlación entre la presencia de alcohol en conductores y la ocurrencia de siniestros de tránsito", y que la combinación de comunicación y fiscalización de tránsito tiene efectos disuasivos.

A pesar de que la Noche de la Nostalgia es una noche atípica y en la que hay mayor movilidad de personas, "no hay grandes consecuencias", ya que el cuidarse se ha "impregnado" en la población, dijo a El Observador el secretario general de Unasev, Adrian Bringa.

La excepción a la regla, que hacía que no hubiera ningún fallecido desde 2009, se dio en 2015, cuando un choque entre un taxímetro y un ómnibus de transporte colectivo dejó como saldo dos heridos graves y un fallecido. Este año, como ha sucedido en los anteriores, a pesar de que se registraron 18 siniestros, la mayoría de ellos fueron leves y solo dos dejaron como consecuencia heridos graves.

El efecto tolerancia cero


Con respecto a las espirometrías positivas, si bien según los datos de 2016, este 24 de agosto fueron 202 en todo el país, y superaron a las de 2015 en un 1,2%, este es el primer año en que rige la tolerancia cero al alcohol, lo que explicaría el aumento.

Sin embargo, si se ven los datos por departamento, se puede apreciar que hay algunos que superan ampliamente el promedio nacional. Por ejemplo, en Tacuarembó, que tanto en 2014 como en 2015 no había registrado ninguna espirometría positiva, en 2016 en un 11,5% de los controles el conductor presentaba alcohol en sangre; algo similar de lo que sucede con Florida que registró este año un 10% de positivos para alcoholemia.

En el caso de Salto, que en los últimos dos años había tenido un 5,3% de espirometrías positivas, este año las duplicó, con 10,1%. El único departamento en el que no hubo positivos para alcohol fue Colonia.

En Montevideo, según informó la intendencia a través de la cuenta de Twitter del Centro de Gestión de Movilidad, se realizaron 905 espirometrías, de las cuales 27 tuvieron un resultado positivo. Se aplicaron además 529 multas, la mayoría de ellas (91) fueron por tener condiciones antirreglamentarias del vehículo, seguidas de conducir sin licencia (72). El inspector de la comuna capitalina, Luis Zuíno, dijo a Canal 12 que el resultado del operativo fue "altamente positivo".
Zuíno coincide con Unasev en que "existe responsabilidad ciudadana asumida (en no tomar alcohol cuando se maneja) porque la mayoría de las espirometrías positivas estuvieron entre 0 y 0,30, niveles por los cuales el año pasado (cuando el límite era 0,3) no hubieran sido multados", explicó.

Aumentan positivos de marihuana

Lo opuesto a las espirometrías sucedió con el cannabis. Según los datos de Unasev, los positivos por manejar habiendo consumido marihuana aumentaron significativamente y pasaron de ser 1,9% en 2015 a 9,5% en 2016.

Bringa explicó que el total de 42 controles no es significativo y no permite hacer un análisis profundo. El hecho de que se haya dado un porcentaje alto dijo puede deberse a que se realizan los controles cuando hay indicios.

Populares de la sección