Novillos gordos pelean por los US$ 3,20 por kilo

La suba de precios se acelera y el valor del novillo se empareja en la región; en la reposición, que se adapta a ese incremento, hay poca oferta y demanda selectiva
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Con la poszafra instalada y el reducido volumen de ganado disponible en el mercado se acentúan las subas en los precios del ganado gordo. El mercado está muy negociado, "hay que salir a pelear los valores", comentaron operadores consultados. Las entradas a planta se mantienen cortas, pueden ir de tres a cuatro días hasta 10 y son más ágiles en novillos que en vacas. Fue una semana complicada y las lluvias obligaron desde el lunes a reprogramar algunas cargas.

Se manejan valores entre US$ 3,10 y US$ 3,15 por kilo en cuarta balanza para el novillo gordo, pero algunos consignatarios dijeron que "con ganado en mano, muy buena terminación y volumen de un par de camiones, se pueden pelear puntualmente los US$ 3,20". Cabe destacar que con las subas el novillo uruguayo cotiza básicamente en el mismo nivel que en San Pablo, mientras se posiciona apenas algunos centavos por debajo del precio que consiguen los animales de exportación de más de 480 kilos en pie.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) incrementó ocho centavos su referencia general para el novillo gordo hasta US$ 3,09 por kilo a la carne, y siete a la de la vaca, hasta US$ 2,71. En los novillos especiales de abasto subió cinco centavos, hasta US$ 3,07, y los de exportación ocho, a US$ 3,12.Los valores en pie aumentaron dos centavos hasta US$ 1,59 y US$ 1,32 en novillo y vaca, respectivamente.

Las vaquillonas gordas vieron aumentos de tres y cinco centavos hasta US$ 1,53 y US$ 2,90, respectivamente.

En ovinos la única categoría que vio un ascenso en la planilla fue el cordero pesado, cuya referencia subió un centavo, hasta US$ 3,28. En el cordero se mantuvo en US$ 3,26, el borrego en US$ 3,25, el capón US$ 3,03 y la oveja US$ 2,78.

La operativa en faena se vio reducida la semana pasada por el feriado nacional del 18 de julio, pero de todas formas se mantuvo relativamente estable respecto a las semanas previas, en el eje de 43 mil reses. Concretamente pasaron 42.593 vacunos por plantas frigoríficas e indicaron una baja de 2% respecto a la semana anterior, pero una suba interanual de 1%.

La faena de novillos tuvo un ascenso semanal de 6% hasta las 21.498 cabezas –4% más que un año atrás– y superó a la de vacas, que fue de 19.804, un 9% y 3% menor en las comparaciones respectivas. El consignatario Alejando Arralde comentó en el programa Tiempo de Cambio de radio Rural que "la industria ya está usando sus novillos de corral, a lo que se van anexando algunos ganados de verdeo".

La faena de vacunos se ubicó en 42.593 cabezas, pero hubo un día sin actividad, por el feriado.

En tanto, la faena de ovinos repuntó y más que triplicó a la de la semana previa. Aumentó la cantidad de plantas operativas a nueve desde cuatro en la anterior y se faenaron 9.707 animales. El volumen superó en 5% a la de un año atrás. Se destacó la suba semanal de corderos (+ 316%) y totalizaron 6.783, 21% más que en la misma semana de 2015. El volumen de ovejas creció 185% en la semana hasta 2.130, pero fue 16% menor en la comparación interanual.

La semana pasada se exportaron 7.479 toneladas peso carcasa de carne vacuna a un valor medio de US$ 3.378 por tonelada, básicamente lo mismo que en la anterior. Siguen firmes las referencias con un ingreso medio de las últimas cuatro semanas que permanece arriba de los US$ 3.400. En carne ovina el ingreso semanal es volátil, la última referencia fue de US$ 3.861/ton y el promedio móvil quedó en US$ 4.191.

Por otro lado, la suba en el gordo se traslada a la reposición, donde además hay poca oferta y la demanda es selectiva. Esta semana en Pantalla Uruguay el ternero promedió US$ 2,11 por kilo, 16 centavos arriba del remate anterior de junio, pero 19 abajo del realizado en el mismo momento de 2015.

Arralde destacó que "para novillo cuota notamos más movilidad y algunos corrales, incluso, están empezando a comprar vaquillonas para la cuota, que no es un negocio muy común".