Novillos de verdeo pueden alcanzar los US$ 3 por kilo

En el mercado de reposición, el precio del ternero quebró los US$ 2 por kilo; la cotización de la tonelada de carne bovina de exportación sigue recuperándose
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Se siente la menor oferta en el mercado del ganado gordo, con la disponibilidad de animales de campo que se va restringiendo y que se estaría terminando en un par de semanas –según estimaron consignatarios consultados–, así como por el retraso de la salida de los animales de las comidas. Las entradas son largas y dispares, de 10 a 20 días.

El mercado está firme. Los precios de punta que se manejan por los novillos gordos van de US$ 2,90 a US$ 2,95 por kilo en cuarta balanza. Mientras que los especiales de verdeo llegan puntualmente a US$ 3. En tanto, la industria propone por las mejores vacas entre US$ 2,55 y US$ 2,60, incluso las más pesadas pueden llegar a US$ 2,65. Entre los ganados generales el abanico de precios es amplio. La expectativa entre los operadores apunta a que, ya vislumbrando la poszafra, los precios empiecen a subir a partir de la próxima semana.

Precios de punta por los novillos gordos van de US$ 2,90 a US$ 2,95 por kilo en cuarta balanza

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) incrementó en un centavo la referencia general del novillo gordo hasta US$ 2,90 y en dos centavos la de la vaca, que subió a US$ 2,55 en su última planilla de precios. Las referencias en pie se incrementaron dos centavos en ambos casos hasta US$ 1,54 y US$ 1,26. Tanto el novillo de exportación especial como la vaca vieron avances de dos centavos respecto a la semana pasada, llegando hasta US$ 2,93 y US$ 2,61 respectivamente.

En ovinos el mercado se encuentra firme y los precios se basan en las referencias de la ACG. Los promedios que aumentaron la semana pasada fueron solamente en categorías adultas: el capón subió un centavo hasta US$ 3,03 y la oveja dos a US$ 2,75. El cordero se mantuvo en US$ 3,25, el pesado US$ 3,26 y el borrego US$ 3,24.

Fue una semana movida para la reposición, con remates virtuales de Lote 21 y Pantalla Uruguay. Lo que se destacó fue que el precio medio para el kilo de ternero perdió los US$ 2, que superaba desde hace un año. Sin la activa participación de los exportadores de ganado en pie y un invierno duro, el mercado sigue ajustándose al negocio de la invernada. La relación flaco/gordo cayó desde más de 1,30 al entorno de 1,25, considerando los promedios que estuvieron cercanos a US$ 1,95 por kilo y la última referencia de ACG para el novillo en pie.

El precio medio para el kilo de ternero perdió los US$ 2, que superaba desde hace un año

Asimismo, este mes el sobreprecio del ternero sobre la ternera alcanzó un máximo desde 2011, con más de 30% considerando el promedio para hembras de US$ 1,47 en Lote 21 y los US$ 1,56 de Plazarural.

Por otro lado, la faena ya comenzó a bajar. La semana pasada se faenaron 47.677 bovinos, 3% menos que en la anterior pero 15% más que en el mismo momento del año pasado. La faena de vacas tuvo un retroceso semanal de 4% hasta las 24.758 cabezas, posicionándose 21% arriba en la comparación interanual. En tanto, la de novillos bajó 1% y se ubicó 9% por encima, respectivamente, con 21.865 animales.

En ovinos la faena también cayó. Pasaron por frigorífico 5.939 lanares, 22% menos que una semana atrás y 12% más que hace 12 meses. La faena de ovejas tuvo un retroceso semanal de 20% a 1.722 cabezas, volumen 17% superior al del mismo momento de 2015. La de corderos totalizó 3.147, 6% y 3% menos.

Se faenaron 5.939 lanares, 22% menos que hace una semana y 12% más que hace un año

Por su parte, la mirada semana tras semana se pone en la exportación. El precio de la carne vacuna embarcada hacia el exterior sigue recuperando terreno y en los últimos días además se informó que Frigorífico Pul fue habilitado nuevamente a enviar carne a Estados Unidos. En la semana que terminó el sábado 18, el ingreso por tonelada fue de US$ 3.337, la anterior había sido US$ 3.341. El promedio de las últimas cuatro semanas se ubicó en US$ 3.400, de todas formas fue 6,4% menor frente a igual período de 2015.

Si bien en carne ovina cayó de US$ 4.828 a US$ 3.969 en la semana, el promedio creció hasta US$ 4.349 y superó en 0,2% al de hace un año. Es importante destacar que son muy bajas las exportaciones. Desde fines de mayo no se superan las 100 toneladas semanales.

Populares de la sección