Núcleo industrial acentúa caída y la gremial reclama paliativos

La producción cayó 5,8% interanual a julio; también inquietan medidas de Argentina

El núcleo duro de la producción industrial profundizó su deterioro en julio por segundo mes consecutivo. Ese retroceso acentuó la pérdida de horas de trabajo en la industria que registró una caída prácticamente generalizada en todos los sectores. A ese escenario, se suma la preocupación que genera en el sector la aplicación de nuevas medidas por parte del gobierno argentino que podrían enlentecer las colocaciones hacia ese destino.

En diálogo con El Observador, el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Washington Corallo, sostuvo que la gremial está "preocupada" por los últimos datos en materia de producción y empleo que está registrando el grueso de los sectores.

En ese sentido, el empresario afirmó que el Poder Ejecutivo debería considerar "algún paliativo contracíclico" para evitar un deterioro mayor de la industria a futuro, aun cuando la situación fiscal que atraviesa el gobierno no es la más adecuada para aplicar medidas de estímulo y alivio impositivo, como se tomaron durante la crisis internacional de 2009.

La producción del núcleo industrial tuvo un deterioro de 5,8% en el séptimo mes del año en comparación a igual período del año pasado, según los datos procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador a partir de la información divulgada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso se acentuó respecto a la disminución de junio (5,3% interanual) y de mayo (4,2% interanual). El núcleo duro industrial deja de lado los cuatro grandes actores del sector manufacturero –la refinería de ANCAP, las plantas de celulosa de UPM y Montes del Plata y la planta de Pepsi en la zona franca de Colonia–.

Multicausal

Hay varios motivos que explican el escenario actual del sector manufacturero. La actividad no escapa al mal momento por el que atraviesan algunos de los principales socios comerciales del país y que se ha visto reflejado en una disminución de la demanda de bienes que se colocan en el exterior. El enlentecimiento de la economía también se hace sentir en el mercado interno con una disminución del consumo.

En julio la contracción alcanzó a 12 de los 19 rubros que componen la industria. El sector más afectado fue la rama de vehículos automotores con una caída de 78,4%. Esta actividad en particular ha sido golpeada por la crisis brasileña, al punto que una de las principales armadoras, la china Lifan tiene paralizada tanto la producción como exportación, sin fecha para retomarla.

Para el caso del rubro alimentos y bebidas (el principal rubro dentro del sector manufacturero enfocado en buena medida a satisfacer la demanda interna), el volumen físico producido cayó 11,2% en la comparación interanual.

Esta fue la mayor baja desde setiembre de 2013, cuando tuvo un descenso de 18,2%. Desde una mirada más tendencial, la producción del núcleo duro de la industria viene cayendo desde abril de 2014 si se considera la variación interanual del promedio del año móvil a cada mes. A partir de finales de 2011 la producción del grueso industrial comenzó un proceso de fuerte desaceleración para comenzar a caer a partir de la mitad de 2013.

Para el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), la industria inicia el segundo semestre "con datos poco alentadores", que en grandes líneas, sostienen las tendencias observadas en la primera mitad del año. "La industria permanece en una situación delicada, tanto en lo que refiere a producción como a generación de empleo", se indicó.

La disminución del volumen físico de la industria también continuó eliminando empleo. En el año móvil a julio la cantidad de horas trabajadas en el total de la industria disminuyó 8,7%. En igual mes del año pasado, el retroceso fue de 6,6%.

Por otro lado, Corallo –quien ayer participó en la inauguración del stand en la inauguración del stand del Ministerio de Industria y Energía en la Expo Prado– dijo que su gremial estaba monitoreando el impacto de algunas medidas que había tomado en los últimos días el gobierno argentino de Mauricio Macri, para "enlentecer" importaciones de algunos rubros, producto del lobby y presión que están ejerciendo los industriales de la vecina orilla.


Populares de la sección