Nueva herramienta para un mejor control de la roya en soja

El INIA puso en marcha el Sistema de Alerta a Roya Asiática de la Soja
El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) puso en marcha el Sistema de Alerta a Roya Asiática de la Soja (Saras), herramienta en línea que integra toda la información disponible sobre una enfermedad que puede generar daños severos en el cultivo más extendido en la chacra nacional.

En conferencia de prensa en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca se explicó que permite actualizar a productores y técnicos sobre su fecha de ingreso al país, localización y avance; nuevos focos; nivel de riesgo meteorológico de infección; y posibilita que patólogos aconsejen manejos más ajustados a la situación.

La explicación sobre por qué se creó y cómo funciona el Saras la realizaron Álvaro Roel, presidente del INIA; Silvina Stewart, investigador principal en INIA; y Marcelo Rodríguez, asistente de investigador senior en INIA.

Rodríguez indicó que se trata de una herramienta gratuita, disponible en cualquier dispositivo que se conecte a Internet. Registrándose en www.inia.uy, se accede enseguida a los beneficios.

Entre ellos hay uno clave, que suma para una óptima sustentabilidad de cada sistema: el agricultor sabrá cuándo es realmente necesario aplicar un fungicida.

Para el éxito del Saras son de alto valor el aporte de productores y técnicos monitoreando los cultivos y denunciando focos, y el de laboratorios privados y públicos de referencia. Permite, en forma amigable, saber qué es la roya de la soja, apreciar el mapa de dispersión, el listado de focos, el mapa de riesgo, recibir recomendaciones, análisis de datos y reportar focos.

Productores y técnicos pueden registrar chacras por localidad y recibir una alerta en sus correos electrónicos cuando se reporte un foco a menos de 100 kms.

Cuando el usuario detectó la enfermedad, el sistema ayuda con la toma de la decisión de aplicar fungicida mediante un mapa de riesgo de infección con tres niveles: verde (bajo), amarillo (intermedio) y rojo (alto), de acuerdo al pronóstico generado por un modelo empírico que usa variables como temperatura, humedad relativa, precipitación y nubosidad.

Los meteorólogos Bernardo de los Santos y Mario Bidegain programaron la descarga diaria y automática de los datos. También integran el equipo de trabajo Shubert Fernández y Álvaro De León.

Stewart explicó que los signos y síntomas de la enfermedad son casi imperceptibles (se necesita lupa o evaluación en laboratorio), no se parece a otras royas y se confunde con otras enfermedades. El diagnóstico temprano es clave. Al ingresar desde Brasil es muy útil conocer si lo hace temprano (enero) o tarde (marzo); si ingresa en enero, hay alta potencialidad de afectar al cultivo.

"Esto es una muestra de cómo trabajar con calidad científica pero con cercanía al productor", reflexionó Roel, quien dijo estar muy contento por "otro ejemplo de integración del sector privado con el público, que es el camino", en un logro que "muestra nuestra concepción de trabajar tanto en tecnología de productos como en tecnología de procesos".

La enfermedad


  • Descripción. Los síntomas se visualizan principalmente en el envés de las hojas, como pequeñas lesiones de color amarillo-anaranjado, elevadas, tornándose marrón-rojizo a pálidas con el tiempo. La enfermedad avanza desde las hojas inferiores del cultivo hacia arriba y se puede confundir con otras enfermedades de fin de ciclo de la soja, como la septoriosis o la pústula bacteriana.
  • Condiciones óptimas para el desarrollo de la enfermedad: temperaturas por debajo de 28 ºC, óptimo entre 16-24 ºC, un mínimo de seis horas de rocío y/o precipitaciones.
  • Fuentes de inóculo: ésporas que ingresan de países vecinos y de chacras vecinas cuando ya está en el país.
  • Diseminación. El viento.
  • Distribución. En la chacra: generalizada.
  • Ciclo. Policíclica: 8 a 10 días.
  • Control. Uso de cultivares con resistencia, aplicación de fungicidas foliares ante los primeros síntomas.
  • Fuente: INIA.

Las cifras


1 Foco. En esta zafra por ahora hay un foco de roya en soja (en Zanja Honda, en Rivera). La enfermedad ingresó al país en 2004.

20% Rinde. En Argentina las mermas por la enfermedad son de 20%; en Brasil suelen ser mayores; aún no hay datos exactos en Uruguay.

Populares de la sección

Acerca del autor