Nueva polémica ante alerta del virus Zika: el aborto como solución

Cada vez más, expertos, funcionarios de la salud y medios de prensa plantean la legalización como salida

El rápido avance del virus Zika en América Latina, asociado con malformaciones en los fetos y bebés, dio origen a una nueva polémica: la legalización del aborto como solución. Si bien el aborto es ilegal en gran parte de América Latina, la alarma del virus ha impuesto un desafío inédito para las leyes y doctrinas vigentes.

Según informó BBC Mundo, el debate sobre esta alternativa ya se hizo vigente en países como Brasil y Colombia, donde el virus se está expandiendo, y ha sido planteado por expertos, editoriales de prensa e incluso funcionarios de la salud.

En Brasil, el país con más católicos del mundo, las autoridades sospechan que casi 4.000 bebés han nacido con microcefalia debido al virus del Zika. Esto es una enfermedad que hace que los niños tengan la cabeza anormalmente pequeña.

En las últimas semanas, medios brasileños han reportado casos anónimos de mujeres con Zika que decidieron abortar al enterarse de que el feto tenía lesiones cerebrales graves. Por tratarse de actos ilegales se ignora si hubo un aumento del número de abortos en el país desde que el Zika apareció el año pasado.

Según estudios previos al brote de este virus, una de cada cinco brasileñas de 40 años pasó al menos por un aborto en su vida y se estima que cada dos días una mujer muere en el país por abortos ilegales.

El Código Penal brasileño habilita el aborto sólo en casos de violación o cuando existe riesgo de vida para la madre. Sin embargo, la máxima corte de justicia del país permitió en 2012 interrumpir embarazos de fetos sin cerebros (con anencefalia), al concluir que carecen de expectativa de vida fuera del útero.

Aunque la microcefalia es diferente, puede llegar a plantear riesgos para la vida. De hecho, al menos 49 bebés con sospechas de que la padecían han muerto en Brasil, según cifras oficiales.

El secretario de salud de Mato Groso del Sur, Nelson Tavares, dijo en un acto público a comienzos de mes que deben cambiar "cuestiones culturales" sobre el debate del aborto. "La cuestión no es (estar) a favor o en contra del aborto (...) Es discutir científicamente cuál va a ser la profundidad que vamos a dar en la cuestión de autorizar el aborto en el caso de microcefalia o anencefalia", aclaró en la emisora local TV Morena.

Al mismo tiempo, bajo el título de "Microcefalia y aborto", un editorial del diario Folha de S.Paulo sostuvo la semana pasada que lo más racional sería revisar las normas y despenalizar la interrupción del embarazo. "La legislación ya lleva tres cuartos de siglo. Parece justo, además, que se someta el cambio a plebiscito o referéndum, dado su carácter controvertido", indicó.

Mientras tanto, en Colombia el viceministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, admitió la posibilidad de que mujeres gestantes con el virus evalúen con su médico la opción abortar, dentro de las excepciones legales a la prohibición.

Asimismo, las autoridades colombianas y de El Salvador han recomendado a las mujeres que eviten quedar embarazadas actualmente ante los riesgos que plantea el zika. Aun así, muchas ya lo estaban antes de enterarse del brote.


Populares de la sección