Nueva polémica por el pago de impuestos de Donald Trump

El tema gana espacio en campaña electoral a cinco semanas de votación
El magnate inmobiliario y candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, estampó una pérdida de US$ 916 millones en su declaración de ingresos de 1995, lo que pudo haberle permitido evitar legalmente pagar impuestos sobre la renta durante 18 años, informó ayer el diario estadounidense The New York Times.

Mientras Trump le escapa desde el inicio de la campaña a publicar sus declaraciones de ingresos, una tradición de transparencia respetada por todos los candidatos recientes a la Casa Blanca, la información cayó como una bomba en la recta final de la carrera electoral, a casi cinco semanas de la votación.

Según expertos consultados por el New York Times, las reglas fiscales que son especialmente ventajosas para los contribuyentes ricos habrían permitido a Trump usar esas pérdidas para cancelar una cantidad equivalente en un período máximo de 18 años.

Esos beneficios fiscales se derivan, según el New York Times, de las pérdidas financieras que Trump dejó atrás a principios de 1990 por la mala gestión de los tres casinos de Atlantic City, su incursión nefasta en el negocio de las aerolíneas y su compra inoportuna de la Plaza en Manhattan.

"La sola información de que ese documento fiscal viejo de 20 años fue obtenido ilegalmente, es una nueva prueba de que The New York Times, como todos los medios del establishment, es una extensión de la campaña de Clinton, del Partido Demócrata y de sus intereses específicos", declaró el equipo de Trump en un comunicado.

El diario escribió que la información le fue entregada el mes pasado a Susanne Craig, una periodista que había escrito sobre las finanzas de Trump. El Times no hizo pública su fuente y de hecho sostuvo que el correo electrónico había sido anónimo. De todos modos, el magnate ya expresó que tomará acciones legales contra el diario.

"Conozco nuestras leyes tributarias mejor que ningún otro candidato a la presidencia y soy el único capaz de mejorarlas", escribió Trump en Twitter.

Los rivales demócratas celebraron estas revelaciones que llevan agua al molino de Hillary Clinton. Durante el debate en el que se enfrentaron el lunes pasado ante 84 millones de personas, la candidata había destacado que el millonario no había pagado impuestos federales en 1978 y 1979.

"Eso significa que soy inteligente", replicó entonces Trump, cuya fortuna está valorada hoy en US$ 3.700 millones por la revista Forbes.

En el debate Clinton citó tres posibilidades por las que Trump puede no haber publicado sus impuestos. "O no es tan rico, o no lo ha hecho tan bien, o es que no quiere que los estadounidenses sepan que no ha pagado nada en impuestos federales", dijo la candidata demócrata.
El portal Politico había informado en junio que el empresario parecía no haber pagado.

El comunicado del equipo de campaña de Trump insistió en que el candidato republicano "conoce el código de impuestos mucho mejor que cualquiera que haya sido candidato a presidente y él es el único que sabe cómo solucionarlo".

Fuente: Agencias

Populares de la sección