Nueve de cada 10 comercios ya están en condición de cobrar solo con PIN

Todavía restan algunos supermercados que no han realizado la adecuación tecnológica necesaria

De los aproximadamente 45 mil aparatos que procesan pagos con tarjetas (POS) con los que cuentan las empresas uruguayas, se estima que cerca de 90% ya están funcionando de acuerdo a la nueva reglamentación del Banco Central del Uruguay (BCU) que obliga a los comercios a solicitar nada más que el Código de Identificación Personal (pin, por su sigla en inglés) a la hora de cobrar sus ventas realizadas con débito o dinero electrónico, según los datos que maneja el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y a los que accedió El Observador. Algunas cadenas de supermercado están dentro del 10% que todavía no adecuaron sus sistemas de cobro.

Una práctica que todavía realiza una pequeña proporción de comercios es solicitar al cliente la firma de un comprobante (voucher), que incluye otros datos como número de teléfono, domicilio y cédula de identidad del tarjetahabiente. Pero las autoridades pretenden abolirla y restringir únicamente al PIN el requisito para compras por hasta 5.000 unidades indexadas (unos $ 17.500 a la cotización actual).

Ese cambio que busca agilizar y dotar de mayor seguridad a la operativa con tarjetas de débito está vigente desde julio pasado, pero a fin de 2016 el BCU dio un plazo extra de dos meses hasta el 1° de marzo para que los comercios que no lo han hecho realicen la adecuación tecnológica necesaria.

Según supo El Observador, en la mayoría de los pequeños comercios que aceptan medios electrónicos de pago ya se reprogramaron todos los dispositivos para que estén funcionando de forma adecuada a la reglamentación vigente. Pero todavía restan algunas cadenas de supermercados que están retrasados en la programación de los POS y sus sistemas de facturación.

Qué dicen los consumidores

El tema ha dado lugar a un importante número de reclamos por parte de los consumidores. De hecho, el BCU emitió esta semana un comunicado ante las denuncias recibidas de diferentes usuarios, en donde reitera que el PIN es el único requisito exigible al momento de realizar transacciones con medios de pagos electrónicos, sin otros datos extras.

Esta disposición no rige para las operaciones con tarjeta de crédito o las compras que se realizan con medios electrónicos emitidos en el exterior. Además, el comprobante que recibe el cliente incluirá en su diseño la inscripción: "No se requiere firma u otro tipo de datos personales".

"Que supermercados sigan pidiendo firma y número de cédula de identidad para pagos con tarjeta de débito, es increíble", escribió en su cuenta de Twitter el economista Gabriel Oddone el pasado 20 de enero. (...) Empresas pensando en sus clientes y en su gestión, no deberían ampararse en plazos oficiales para postergar", añadió.

Ese comentario motivó la respuesta de otros usuarios. "No hay que firmar. Hay que decirle que no a las cajeras, que vengan los supervisores, etcétera", respondió el presidente del Plan Ceibal, Miguel Brechner. Otros usuarios contaron que suelen completar los voucher con datos falsos cuando se les solicita este requisito para poder saldar la cuenta.

En diálogo con El Observador, Juan Andrés Behrend de la empresa POS 2000 sostuvo que la red está programada para funcionar solo con PIN. "Desde el punto de vista tecnológico la red está pronta. (...) Hay temas culturales atrás de esto que hacen que muchos comercios todavía no lo usen o no estén acostumbrados", señaló.

También hay casos en donde no se solicita el PIN al cliente. Con la nueva reglamentación se contribuye a la seguridad, porque si la persona extravía la tarjeta tiene la tranquilidad que nadie la podrá utilizar en un comercio si no conocen el PIN.

De acuerdo a los últimos datos oficiales publicados por el BCU a mediados de 2016, por cada $100 pesos que utilizaron los uruguayos para hacer pagos, $ 26 se volcaron a medios electrónicos.

El gobierno espera que la rebaja adicional de dos puntos de IVA –en total, cuatro puntos– para los pagos con débito y medios electrónicos que está vigente desde enero de este año "va a potenciar" el uso de esos instrumentos.

Otra modificación que está vigente y que ha sido largamente reclamada por los usuarios es que los comercios que aceptan tarjeta de débito no pueden exigir pago mínimo.

Hay locales que aceptan que los clientes paguen su compra con medios de pago electrónicos, pero siempre que el saldo a cancelar supere el mínimo que de forma arbitraria fija el comerciante.

Ese cambio atiende a que la fijación de mínimos es contraria al espíritu que promueve el Poder Ejecutivo de incentivar el uso de los medios electrónicos de pago, a favor del uso del efectivo, según se ha manifestado desde el gobierno.