Nuevo desarrollo inmobiliario entre La Paloma y La Pedrera

Se trata de una extensión de la planta urbana de la zona de Costa Azul en Rocha, con 260 lotes orientados al mar y a un bosque nativo
Antes de culminar el año 2017, el balneario Costa Azul de Rocha contará con un predio de 31 hectáreas y 262 lotes a la venta de 600 metros cuadrados cada uno. Así lo prevé la desarrolladora inmobiliaria argentina Desur, que comenzó las obras del emprendimiento inmobiliario "Altos de Costa Azul" en setiembre de 2016. La inversión destinada al proyecto fue de US$ 1 millón.

Se trata un loteo abierto ubicado en una fracción rural rodeada de área urbana, entre los balnearios La Paloma –a dos kilómetros de su centro urbano– y La Pedrera, a 300 metros del mar y unos diez metros sobre su nivel. El diseño del proyecto estuvo a cargo del arquitecto José Ignacio Miguens, del estudio de arquitectura argentino Lacroze-Miguens-Pratti.

El principal accionista del proyecto es el argentino Daniel Oks, economista que trabajó para Uruguay en el Banco Mundial. Como razones para apostar a su país vecino, Oks señaló que percibe a Uruguay como "estable, con mucho cuidado del recurso natural, del turismo y la inversión".

Altos de costa azul

Altos de Costa Azul no es el primer emprendimiento de la desarrolladora en Uruguay. Desur cuenta con otros dos proyectos ya consolidados: Tajamares de La Pedrera y La Serena Golf.

Si bien todos varían en sus formatos, cuentan con una característica común. Uno de los objetivos de la empresa para sus proyectos de Uruguay es integrar de manera armónica los espacios de uso público y privado, y lograr una baja densidad y conservación del entorno.

"Nuestra apuesta en Uruguay es el desarrollo hacia el este, de Maldonado hacia Rocha, donde tenemos un mix y una densidad más acorde con la mayor cantidad de naturaleza disponible", señaló Oks.

Contó que tras tiempo de estudiar el desarrollo urbano de esa zona, encontraron que había poca oferta de lotes baldíos a la venta y una fuerte demanda.

"Ideamos un producto muy competitivo en precio que mejora la calidad de lo ofrecido respecto a lo que hay", señaló Oks a Café y Negocios. El emprendimiento apunta a un sector de ingresos medios.

Cada lote costará entre US$ 16 mil y US$ 25 mil, con posibilidad de financiarse sin interés y a pagar en tres años.

18 es la cantidad de lotes que lleva vendidos la desarrollista Desur desde que comenzó la preventa con el inicio de las obras en setiembre de 2016.

Contó que uno de los diferenciales de Altos de Costa Azul respecto a la oferta de la zona está en que son terrenos entre 50% y 100% más grandes, y con una distancia mayor entre cada vivienda.
"La densidad es mas o menos 8 viviendas por hectárea mientras que en los barrios existentes hay 15 o 20", agregó.

Algunos de sus lotes cuentan con vista al mar y otros a un monte nativo. Está atravesado por un cañadón que recorre de forma transversal al predio, y una caminería general. Todas las áreas serán de uso público.

Las etapas

Altos de Costa Azul se planifica llevar a cabo en cuatro etapas. La primera, ya finalizada, de 70 lotes y una caminería de dos kilometros. Para la segunda se agregarán 66 lotes, y 63 para la tercera y cuarta. A su vez, los servicios de agua potable y energía serán provistos por la firma desarrollista.

Afín a la naturaleza

Altos de Costa Azul es el tercer emprendimiento de la desarrollista Desur en Uruguay. Sus otros dos proyectos –también ubicados en Rocha– son Tajamares de la Pedrera y La Serena Golf. Dirigidos hacia un público de alto nivel socioeconómico, La Serena es un club de campo con lotes que van desde los 2.000 a los 5.000 metros cuadrados, todos con vista al mar por estar a 38 metros de desnivel. Tajamares de La Pedrera cede la mitad de su predio a áreas comunes, con lagunas artificiales, zonas arboladas y nueve hectáreas de arenal. En ambos predomina la armonía y una arquitectura moderna afín a la zona rural. Una baja densidad y conservación del entorno caracterizan a los tres proyectos.


Acerca del autor