Nuggets de pollo con rebozado de quinoa

Los niños las aman. Y ahora los adultos también. Además de crujientes, doradas y suaves son muy fáciles de hacer y muy nutritivas

El proceso es muy sencillo, pero es importante tener la quinoa cocida y fría de antemano, del modo que se cocina regularmente.

Ingredientes:

· Óleo en spray

· 3/4 tazas de quinoa sin cocinar

· 500 g de pechuga de pollo sin piel

· ¼ taza de harina

· ½ cta de sal

· ½ cta de ajo en polvo

· Pizca de pimienta

· 1 huevo grande

· 3 cdas de agua

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC. Colocar papel manteca sobre una asadera y rociar con óleo en spray. Reservar.

Cocinar la quinoa de acuerdo a las instrucciones del paquete. Salpimentar al gusto.

Cortar la pechuga en trocitos de 5 cm y no muy altos. Lo importante es que todos queden de tamaño similar para que se cocinen igual.

En un recipiente pequeño combinar la harina, la sal, la pimienta y el ajo en polvo.

En otro recipiente combinar el huevo y las 3 cucharadas de agua.

Pasar las piezas de pollo por la mezcla de harina. Luego pasar por la mezcla de huevo, escurriendo el exceso. Finalmente, pasar por la quinoa, presionando suavemente hasta cubrir toda la superficie.

Colocar las Nuggets en la bandeja para horno y rociar con un poco más de óleo en spray. Llevar al horno por 20 minutos o hasta que estén doradas de ambos lados.

Mientras las Nuggets se cocinan, hervir algunos vegetales como brócoli, zanahoria, coliflor, etc.

Servir las Nuggets junto con los vegetales, el dip de preferencia y a disfrutar en familia.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: Super Healthy Kids

Populares de la sección