Obama abogó por una Europa integrada, fuerte y democrática

Además, el presidente de EEUU catalogó a el Estado Islámico como la "amenaza más urgente"
La integración, la unidad del bloque europeo y la finalización de guerras cuyo ecos han llegado al continente europeo fueron los principales temas que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, mencionó en su discurso durante la feria industrial de Hannover, Alemania, en el marco de la gira presidencial que el mandatario se encuentra realizando por el Europa. A su vez, Obama se encuentra negociando la firma de un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (UE), denominado TTIP por sus siglas en inglés (Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión).

Según estableció Obama en su discurso, Europa debe permanecer "fuerte y unida" para enfrentar una crisis sin precedentes desatada por el avance de los populismos y de quienes defienden renunciar a un proyecto común de integración. "Estados Unidos y el mundo entero tienen necesidad de una Europa fuerte, próspera, democrática y unida" destacó el mandatario, donde a su vez mencionó además que el viejo continente enfrenta un momento "decisivo", dada la posibilidad que Gran Bretaña se separe del bloque europeo mediante un referéndum el próximo 23 de junio.

A fines de la semana pasada, en ocasión de su visita a este país, Obama había advertido sobre el impacto negativo que a su juicio tendría una salida del Reino Unido de la UE, y pidió a los jóvenes ingleses que desoyeran las voces provenientes de los sectores aislacionistas o separatistas.
Ahora en Alemania, la mayor economía y el país más poblado de la UE, Obama redobló su alegato en favor del proceso integracionista advirtiendo: "quizás ustedes tengan necesidad de que alguien que viene de afuera, como yo, le recuerde todos los progresos que han cristalizado".

Desde el inicio del proceso de integración europea, poco después de la Segunda Guerra Mundial, nunca esa idea había estado tan en tela de juicio como en este momento, con el reforzamiento de fuerzas políticas que buscan el asilamiento e incluso la inédita convocatoria para junio de un referendo acerca de una eventual salida del Reino Unido de la UE. Esta tendencia quedó demostrada, por ejemplo, en los números que el candidato de ultraderecha consiguió en las elecciones austriacas el pasado domingo.

La amenaza más urgente

Europa tiene bien presente al Estado Islámico (EI), sobre todo Francia y Bélgica. Luego de los lamentables episodios de París en noviembre de 2015 y de Bruselas en marzo de este año, el terrorismo ya no es una realidad ajena para el continente, algo que Obama no dudó en remarcar en su presentación en Alemania. "Actualmente, la amenaza más urgente para nuestras naciones es el EI y es la razón por la cual estamos unidos en nuestra determinación para destruirlo", declaró.

En este sentido, Obama anunció también el envío de 250 soldados a territorio sirio para combatir contra este grupo. "Teniendo en cuenta el éxito (de misiones anteriores), he aprobado el despliegue de 250 militares más en Siria, incluyendo fuerzas especiales", agregando que "no estarán liderando la lucha en el terreno pero serán esenciales para proveer entrenamiento y asistir a las fuerzas locales".

La crisis de siria y alrededores estuvo entre las cuestiones abordadas este en la minicumbre de Hannover en la que participaron además de Angela Merkel y Obama, los jefes de gobierno británico e italiano, David Cameron y Matteo Renzi, y el presidente francés Francois Hollande.

Presión del Senado

Cuatro quintos de los senadores estadounidenses exhortaron el pasado lunes en una carta conjunta al presidente Barack Obama a aumentar la ayuda militar a Israel, mientras se negocia un nuevo memorándum de acuerdo entre ambos aliados.

"Estamos dispuestos a apoyar un nuevo acuerdo sustancialmente incrementado a fin de dar a Israel los recursos necesarios para defenderse y preservar su ventaja militar cualitativa", afirman 83 senadores en la carta, de los cuales 32 son demócratas (de un total de 46) y el resto republicanos.
Estados Unidos aporta una ayuda militar anual de 3.100 millones de dólares a Israel, en virtud de un acuerdo de 10 años firmado en 2007 bajo la administración de George W. Bush.


Fuente: Agencias

Populares de la sección