Obama en Cuba: el primer paso de una nueva relación bilateral

Hacía 88 años que un presidente de Estados Unidos no visitaba la isla de los Castro
Obama inició su histórica visita a Cuba

"¿Cómo andan?", dijo un simpático Barack Obama al personal de la embajada de su país en La Habana, reabierta el 20 de julio pasado y engalanada para la histórica ocasión. Así comenzó ayer domingo una gira de apenas dos días que quedará para la historia de dos países y del mundo.

El presidente de EEUU aterrizó en el aeropuerto José Martí de la capital cubana ayer de tarde, bajo una lluvia que lo obligó a desplegar un paraguas. Bajó la escalerilla del Air Force One junto a su esposa Michelle, seguido por sus dos hijas.

No hubo micrófonos para un recibimiento oficial ni políticos cubanos en el aeropuerto. Fue el encargado de negocios de su embajada, Jeffrey DeLaurentis, quien acogió al mandatario y lo introdujo en el vehículo que lo llevaría a La Habana Vieja. A diferencia de otras visitas que recibió Cuba, el país no se engalanó con carteles o banderas alusivas, según el portal informativo cubano 14yMedio.

En el saludo a sus compatriotas de la sede diplomática, el estadounidense deseó que cuando los niños presentes crezcan, "vean como algo natural que un presidente de Estados Unidos esté en Cuba". Por eso, si bien destacó el carácter "histórico" de su visita, consideró que se trata solo de "un primer paso" en la nueva relación entre ambos países.

Ayer no hubo actividad oficial y por eso el mandatario se dedicó a pasear por la parte más antigua de la ciudad junto con su familia. Guiados por el historiador Eusebio Leal, recorrieron la zona que fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1982.

Cubanos emocionados intentan ver de cerca a Obama

La lluvia no impidió que algunas personas se reunieran para verlo y Obama se acercó a saludar a algunas de ellas.

En este "día cero" de su viaje, aprovechó también para ir a la catedral y encontrarse con el cardenal Jaime Ortega. En Cuba, la Iglesia Católica tiene un papel importante y, por ejemplo, intercedió para la recuperación de la libertad de los 75 presos políticos de la Primavera Negra, arrestados en 2003 y liberados en 2011.

Esposas e hijas de estos disidentes políticos constituyeron el grupo de las Damas de Blanco, que desde entonces protagoniza marchas todos los domingos. Ayer, unas 50 de estas mujeres fueron detenidas, después de un enfrentamiento entre ellas y unos manifestantes pro gobierno.

Cubanos esperando a Obama

Según denunciaron opositores políticos cubanos, el sábado también se arrestó a cerca de 200 disidentes. La mayoría de ellos pertenecen a la Unión Patriótica de Cuba, que había advertido por un posible aumento de las detenciones durante la visita de Obama, pues es habitual que el gobierno actúe de esta manera.

Se espera que en el encuentro que mantendrán hoy, el estadounidense y su par cubano dialoguen sobre derechos humanos. Asimismo, Obama se encontrará con disidentes, a los que seguramente dará su apoyo.

Aunque no puede anular el embargo económico contra Cuba vigente desde 1962, porque es una atribución del Congreso actualmente opositor, Obama decretó una serie de medidas de alivio a las restricciones. De a poco, la apertura comercial va llegando a la isla.

Del lado cubano no parecen muy dispuestos a hacer concesiones. "Nadie podría pretender que para avanzar hacia la normalización de relaciones, Cuba tenga que renunciar a uno solo de sus principios", enfatizó el canciller Bruno Rodríguez. Habrá que ver cuáles son los frutos de estos dos días de reuniones, visitas y diplomacia.

Cubanos esperando a Obama

La agenda

Lunes. Comienzo oficial de la visita: depositará una ofrenda floral ante el monumento de José Martín en la Plaza de la Revolución y luego se reunirá con el presidente Raúl Castro. Luego, encuentro con representantes del emergente sector privado y cena de estado en su honor.

Martes.
Discurso político en el Gran Teatro de La Habana, con capacidad para 1.500 personas. Será retransmitido por los canales de televisión de la isla. Posterior reunión en la embajada de EEUU, a la que concurrirán disidentes. Luego asistirá a un partido de béisbol entre los Tampa Bay Rays, de Florida, y la selección nacional cubana.


Fuente: Con agencias

Populares de la sección